Paulinho echa a un crack del Barça

stop

El brasileño viene a ocupar la plaza de un fijo en la plantilla

Paulinho echa a un crack del Barça | EFE

15 de agosto de 2017 (19:28 CET)

El terremoto Neymar ha sido reemplazado por el tsunami de Paulinho. Un brasileño ha entrado y otro ha salido, pero ambos están generando grandes problemas a Ernesto Valverde y la dirección deportiva azulgrana.

El centrocampista que hasta ahora militaba en el Guangzhou Evergrande viene a aportar músculo y contundencia en el centro del campo del Barça. Algo que ninguno de sus futbolistas en nómina podía ofrecer.

Pese a sus 29 años y al hecho de haber militado dos años en una liga menor, Valverde confía en Paulinho como solución a muchos problemas de su sistema. La libertad de Messi es tanta que el interior derecho sufre mucho desgaste.

Rakitic tiene que abarcar mucha parte del campo en tareas defensivas y eso le resta participación en el juego de distribución culé. Con la llegada del brasileño, el croata puede salir del club, o desplazarse al interior izquierdo. Con ese movimiento se desencadenaría un efecto dominó que sacará a un crack del Camp Nou.

El jugador con más posibilidades                                                                 

Sergi Roberto quiere ser importante y ha manifestado su intención de marcharse. Lo mismo ha ocurrido con Rafinha, que quiere sumar minutos para acudir al Mundial con Brasil.

La secretaría técnica azulgrana, no obstante, se decanta por la salida de un jugador que fue una gran apuesta el pasado verano. André Gomes ha decepcionado en su primer año en Barcelona y ahora puede pagar los platos de una pésima temporada.

El buen rendimiento del portugués en el Valencia CF y su participación en la Eurocopa levantada por Portugal hicieron que el Barça invirtiera 35 millones de euros por él. Gomes contó con la confianza de Luis Enrique, pero no consiguió adaptarse.

Recién recuperado de una lesión, estaba listo para participar en la Supercopa de España. Valverde prefirió dejarlo fuera. André Gomes llegó a Barcelona para aportar trabajo y rotura de líneas con su zancada. Paulinho ocupa ahora ese papel.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad