Florentino Pérez y Josep Maria Bartomeu | EFE

Pagan la cláusula. ¡Florentino Pérez se va de la lengua! Última hora. ¡Y es en el Barça!

stop

El presidente del Real Madrid y la bomba que pone el Camp Nou patas arriba

13 de enero de 2020 (18:55 CET)

El terremoto que se está viviendo en el Barça en estas últimas horas termina con la traca mayor: Valverde fuera y Messi amenzando con irse. Y esta es la verdadera bomba. La que corre y arrasa por Mardrid y Barcelona, y cuentan y saben los capos de clubes como Florentino Pérez y compañía e intenta tapar Josep Maria Bartomeu y su Junta. Tras caer eliminados en la semifinal de una Supercopa de España que se acabó llevando el Real Madrid en la final, la directiva tomó la decisión de buscar un relevo en el banquillo por aviso de Messi: no aguantaba ni un partido más así. 

Bartomeu, y su directiva, convencieron a Leo, Piqué y Luis Suárez, los únicos que mandan en el Barça, después de la debacle de Anfield o tras la derrota de la Final de la Copa del Rey, que aguantar al 'Txingurri' era la mejor opción. Una apuesta que ha dejado al Barça en jaque mate, yendo de ridículo en ridículo, y siendo el hazmerreír en Europa en la últimas temporadas. 

Leo Messi | EFE

Florentino Pérez se va de la lengua

El problema sobre la mesa va más allá de la salida de Valverde, la llegada de Quique Setién y el que venga, si es que viene otro, el próximo verano. Aquí la clave es el futuro proyecto. Y ahí Messi tiene mucho que decir. Entre otras cosas porque, como bien sabe Florentino Pérez, el delantero de Rosario está empezando a perder la paciencia con el club azulgrana: Leo exige un equipo ganador en la campaña 2020-21 o amenaza con dejar el Barcelona en verano.

En el Barça saben que el amor que siente Leo por el club es y será siempre su mejor arma para contar con él, pero desde el entorno del ‘10’ ya se esté empezando a dejar caer que el mejor jugador de la historia del Barça podría estar evaluando sus opciones de hacer las maletas si el futuro es más de lo mismo.

Como bien ha explicado en muchas ocasiones, la voluntad del 10 es la de acabar su carrera deportiva en el club que se lo ha dado todo. Pero para ello necesita que la directiva le respalde y conforme un equipo ganador de primer nivel. Si no es así, hará uso de la cláusula que lo libera del Barcelona sin dejar un euro a cambio.

Quique Setién y Valverde / EFE

Leo Messi quiere un proyecto top

Y es que en los últimos años las discrepancias entre directiva y vestuario han sido tan evidentes que el club ha acabo fichando a jugadores que Messi había dejado muy claro que no quería. Antoine Griezmann es el mejor ejemplo. Mientras Leo reclamaba que el Barça fuera a por Neymar, un jugador que conoce y que considera por encima del ex del Atlético de Madrid, Bartomeu y los suyos optaron por Antoine.

Leo Messi | EFE

Si a eso se le suman los despropósitos en los últimos años de Coutinho, Dembélé o Boateng (entre otros), la nula capacidad de la directiva de dar un golpe de timón cuando era necesario (no ahora), así como la incapacidad de hacer que jugadores top vean el Barça como un sueño y no como un problema, hacen que Messi esté inquieto. Y eso, como bien saben en el Camp Nou, nuca es bueno.

Leo quiere un técnico top, fichajes de primer nivel que refuercen la plantilla en las posiciones que realmente son necesarias (lateral derecho, central, pivote, extremo…) y no ‘oportunidades’ de mercado o jugadores jóvenes aún por hacer. Si al término del presente curso intuye que el futuro no se encamina hacia esa dirección, no tendrá problema en buscarse la vida lejos de la capital catalana. Por contrato, puede poner fin a su vinculación con el club cuando él quiera gracias a una cláusula específica que le permite salir a coste cero para el comprador.

Los candidatos

En este sentido, cómo no, son muchos los equipos que podrían entrar en la puja por hacerse con el de Rosario. Eso sí, es importante recalcar que si Leo se acabara marchando tan sólo lo haría a un equipo capaz de ganar la Champions League, su obsesión ahora que parece que ya va a acabar su carrera con más balones de oro que Cristiano Ronaldo.

A eso debe sumarse el hecho de que pocos equipos podrían asumir la ficha del argentino. Si bien es cierto que el PSG o el Manchester United tendrían dinero para darle lo que Leo pidiera, la posibilidad más real en este sentido sería la del Manchester City, donde Messi y Guardiola (al que Leo siempre ha defendido como el mejor técnico con el que ha trabajado) se reencontrarían y harían del City el equipo más temido de Europa. Además, la entidad citizen premiaría el hecho de que Messi llegara a Manchester a coste cero con una prima de fichaje millonaria que superaría los 50 'kilos'. 

Un City que, lejos de esperar, ya ha planteado la opearción al entorno del jugador que, y también lejos de cerrar la puerta, fija la decisión final al verano. En el Camp Nou lo saben. Saben que deben darle a Messi un proyecto deportivo a la altura del club que anime a Leo a seguir. Ver salir a Messi coste cero en verano sería un ridículo mayor que el de ver jugar al Barça de Valverde en los últimos tiempos. Y, eso, es mucho ridículo. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad