“Paga la cláusula”. Florentino Pérez hunde al Barça con una bomba descomunal

stop

En la ciudad condal se avecina un incendio descomunal

Florentino Pérez y Josep Maria Bartomeu| Archivo

26 de septiembre de 2019 (13:05 CET)

No está siendo un buen inicio de temporada para el FC Barcelona. Todo lo contrario. Está entre los peores de la historia del club. Y sobre todo en los últimos años.

Si a algo se debe que el club culé haya ganado 8 de las últimas 11 Ligas es a que los blaugrana empezaban la temporada como un cohete, arrasando a sus rivales y marcando perfil en la tabla. Algo que a medida que avanzaba la temporada permitía al equipo centrarse en las otras competiciones y llegar vivo a abril con opciones en la Liga, la Champions Legue y la Copa del Rey.

Mal inicio

Sin embargo, los resultados de las primeras semanas están generando muchas dudas. Cierto es que siguiendo la fórmula anterior el equipo llegaba un tanto fundido a los últimos meses, pero al menos entonces se optaba a todo. Y todo apunta a que esta temporada puede tirarse algún título antes de tiempo.

Los jugadores celebraron una cena de conjura este miércoles organizada por Leo Messi para intentar reconducir la situación. Veremos si esta tiene efecto en la plantilla el próximo sábado, en el choque contra el Getafe.

La única buena noticia

No obstante, sea como sea, lo que no se puede negar es la grandísima noticia que está teniendo el club y que contrasta con las actuaciones cuestionables del equipo. Una alegría que tiene nombre y apellido: Anssumane ‘Ansu’ Fati.

Ansu Fati

El joven delantero de Guinea Bissau está siendo la sensación en el capital catalana. A sus 16 años está quemando etapas a velocidad de vértigo.

Ansu Fati, revelación

Ansu ha participado en los siete partidos que ha disputado el conjunto de Ernesto Valverde este curso, siendo titular en dos de ellos. Choques en los que suma dos goles y una asistencia y en los que está siendo una de las pocas notas positivas del conjunto azulgrana.

637047079705295717

No obstante, no es oro todo lo que reluce. En los despachos del Camp Nou los responsables culés son conscientes de que tanto talento e impacto tendrán serias consecuencias a corto/medio plazo.

Ansu Fati reclama lo suyo

El jugador y su entorno no tardarán en pedir una renovación al alza. Y en la planta noble azulgrana saben que las negociaciones no serán fáciles. Lo pudieron comprobar el pasado curso.

En el Barça marcaron la pasada campaña en la hoja de ruta la renovación de los juveniles Ansu e Ilaix Moriba, y la de Fati se complicó en gran medida.

La última renovación de Ansu Fati

Entonces el representante del extremo era su padre, con el que el Barça llegó a un acuerdo verbal para cerrar su renovación a final de curso. Lo hizo unos días antes de la disputa de la Final Four de la Youth League.

En equipo cayó en la tanda de penaltis de las semifinales contra el Chelsea, después de empatar a dos goles. Pero estos dos tantos los anotó Ansu Fati, y en su entorno aprovecharon para aumentar la cifra de renovación.

El padre del jugador rompió el acuerdo verbal y paso a pedir que la cantidad que habían pactado en bruto se convirtiera en neto. Unas cifras que desde el Barça se negaron a aceptar. No consideraron lícito que el agente se desentendiera de lo hablado.

Al final intervinieron Pep Segura y Jose Mari Bakero, que consiguieron que las partes llegaran a un acuerdo favorable para ambas.

Jose Mari Bakero

El Barça, a la expecttiva con Ansu Fati

Ahora el jugador cambió a su padre como agente por el hermano de Leo Messi, Rodrigo Messi. Y en el club confían que las conversaciones anden por mejor camino llegado el momento de renovar al canterano.

Pero Josep Maria Bartomeu y compañía son conscientes de que deberán poner un buen dinero sobre la mesa o habrá lío. Y no es el único temor que tienen los responsables. Hasta desde Madrid avisan, donde Florentino Pérez ha sido testigo de cómo el Barça ha perdido por el camino estrellas como Take Kubo. Y es que si no se llega a un acuerdo, en cualquier momento llega un pretendiente, “paga la cláusula” y adiós Ansu Fati.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad