Otro canterano del Barça dispara con bala a Luis Enrique

stop

El mal carácter del asturiano hace que muchos futbolistas terminen quemados con él

El técnico del Barça, Luis Enrique | EFE

04 de agosto de 2016 (14:44 CET)

No es el primero ni será el único, pero lo cierto es que Luis Enrique nunca deja indiferente a nadie. Hombre de fuerte temperamento, se las tiene a menudo con aficionados, periodistas, jugadores y compañeros de profesión. Es un tipo visceral, con mucha energía y el trato con las personas no es su fuerte. De ahí la importancia del psicólogo Joaquín Valdés en su equipo.

El último que se ha despachado a gusto contra Luis Enrique es Martín Montoya. El futbolista de Viladecans ha salido del Barça por la puerta de atrás, tratando de no hacer ruido. Sin embargo, en la intimidad es incapaz de ocultar el dolor que le ha producido el trato con Lucho. Muy frío.

Montoya, al irse rumbo al Valencia dijo que "la verdad es que la relación ha acabado bien, nos hemos saludado y nos hemos deseado suerte cada uno". Pero lo cierto es que durante algunos momentos, esa relación estuvo muy mal y un saludo más o menos empático no empaña todo el sufrimiento que Montoya lleva en la mochila.

Desgaste

En privado, el futbolista reconoce que Lucho no tuvo un buen trato hacia él durante el curso 2014-15, donde era el relevo de Dani Alves pero terminó relegado al ostracismo aún cuando el brasileño no estaba disponible. Ello le llevó a cambiar de representante y empezar una estrategia de presión y desgaste contra Lucho, que no le terminó de salir bien.

Allí se rompió la relación y lo poco que se han vuelto a ver no ha sido agradable. Lucho dijo recientemente por activa y por pasiva que no contaba ni con Montoya ni con Tello y que "lo mejor para todos es que encuentren equipo cuanto antes". ¿Mensajes de apoyo? Ninguno.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad