Antoine Griezmann

¡Ojo con Griezmann! El Barça lo tapa (y “es terrible”): lío bestial

stop

El follón que se está cociendo a fuego lento en el Camp Nou

29 de agosto de 2019 (15:00 CET)

La actualidad en el Camp Nou pasa en estos últimos días por el fichaje de Neymar. La vuelta o no del brasileño al Barça se ha con vertido en el principal motivo de debate, tanto dentro como fuera del club.

Hay opiniones de todo tipo, pero lo que está claro es que el club está haciendo todo lo posible para cumplir con los deseos de Leo Messi, el máximo representante del grupo pro-Ney en el vestuario.

Los contactos entre ambos siguen y cuentan desde Barcelona que Bartomeu  y Nasser Al-Khelaïfi se reunirán en las próximas horas para seguir negociando un fichaje que, al margen de ser muy complicado y caro para los intereses del conjunto catalán, tendrá (si es que se acaba produciendo) una serie de daños colaterales más que preocupantes.

Neymar | EFE

El lío con Griezmann

Y uno de ellos no es otro que el futuro de Antoine Griezmann. Si el Barça acaba fichando a Neymar (y por mucho que Dembélé entre en la operación) cuesta mucho trabajo imaginar a un técnico tan conservador como es Ernesto Valverde alineando a los cuatro cracks juntos.

Que Messi, Suárez, Neymar y Griezmann jueguen junto de inicio parece más un sueño de muchos que una realidad posible. De ahí que muchos ya avisen en las redes que el hipotético fichaje de Neyes terrible” para Griezmann.

Entre otras cosas porque, por mucho que el pasado fin de semana demostrara que está más que capacitado para liderar el ataque azulgrana, no es ningún secreto que Messi apostaría por formar tridente con sus amigos Ney y Luis.

Leo Messi | EFE

Antoine llegó al Barça con la voluntad clara de dar un paso adelante en su carrera, ganar títulos y convertirse en uno de los mejores. Sin Neymar y con Coutinho en Múnich, apuntaba a titular indiscutible con Dembélé como cuarto delantero. Si el carioca llega, lo más probable es que su titularidad indiscutible desaparezca.

Algo que desataría una tormenta interna ya que parece ser que cada vez son más los que apuestan por que sea Suárez el sacrificado y que Griezmann, más joven y con más fútbol en sus piernas, coja el relevo. Un relevo imposible mientras Messi siga defendiendo a capa y espada a su amigo Luis. Ojo que, si se confirma el fichaje del crack del PSG, la alegría en Barcelona puede durar muy poco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad