Off the record: Temor en el Barça a una espantada de Messi

stop

El futuro del astro argentino es cada vez más incierto después de la dura sanción del juez por fraude fiscal

Leo Messi y Josep Maria Bartomeu

07 de julio de 2016 (12:57 CET)

El futuro de Leo Messi en el Barça y en la Liga es incierto. La resolución del juez que le castiga con 21 meses de prisión y una multa de dos millones de euros por fraude fiscal ha sido acogida con gran preocupación en el club que preside Josep Maria Bartomeu. El astro argentino sigue de vacaciones en Bahamas, pero en el Camp Nou temen que el futbolista y su padre (castigado con otros 21 meses de prisión y una multa de 1,5 millones) se replanteen su salida de España. Ofertas no les faltarán.

La familia Messi ya ha anunciado que recurrirá la sentencia ante el Tribunal Supremo. Tanto Jorge como Leo Messi están muy tocados tras una resolución muy duro que no se esperaban. El nombre del futbolista del Barça ya ha quedado manchado para siempre y la resolución del juez ha tenido un gran impacto en todo el mundo.

Los Messi están muy preocupados. De momento cuentan con el respaldo del Barça, pero consideran que la respuesta del club ha sido tibia. Esperaban una resolución menos perjudicial después de haber pagado la cantidad defraudada (4,1 millones de euros por los derechos de imagen de 2007, 2008 y 2009) y el pago de cinco millones de intereses, sobre todo después de que la Fiscalía hubiera exculpado al delantero del Barcelona.

Chelsea, City y PSG

Roman Abramovich, propietario del Chelsea, espera noticias de la familia Messi. Hace unos día, el magnate ruso se reunió con el padre del futbolista en su lujoso yate para abordar un fichaje imposible hace apenas unas semanas.

Abramovich está dispuesto a pagar unos 130 millones de euros al Barça por Messi, cuya cláusula de rescisión es de 250 millones. El actual vínculo del futbolista con el club termina en 2018 y el Chelsea sueña con el fichaje más importante de su historia.

El Manchester City también está a la espera de noticias. El club del norte de Inglaterra sólo intentará su fichaje si Messi anuncia públicamente que quiere irse del Barça porque Guardiola no quiere problemas con la junta directiva que preside Bartomeu.

Situación muy delicada

El PSG, por su parte, podría reactivar las negociaciones con el entorno de Messi para sondear su fichaje. Hace unas semanas, el club francés ofrecía 25 millones de euros netos a Neymar y estaba dispuesto a pagar su cláusula de rescisión, de 190 millones de euros.

En la junta directiva del Barça asumen que la situación de Messi en España en muy delicada y no descartan ningún escenario. El idilio de tantas temporadas puede romperse por motivos extradeportivos. Desgraciadamente, el club azulgrana ha tenido mucho protagonismo en los tribunales de justicia en los últimos años. El desgaste sufrido ha sido mayúsculo.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad