Ofertas a Luis Enrique para dejar el Barça 

stop

Los peces gordos interesados en el asturiano

La reacción de Luis Enrique a la derrota en la zona mixta | EFE

21 de noviembre de 2016 (14:57 CET)

Reclamado. Desde que debutó por todo lo alto como entrenador del FC Barcelona en 2014, a Luis Enrique Martínez no le han faltado pretendientes.

El asturiano abrió la lata como técnico del Barça B, pasó por la Roma y por el Celta de Vigo, aunque su máximo esplendor lo ha conquistado al frente del primer equipo azulgrana.

En su primer año al frente del banquillo barcelonista, el equipo conquistó el triplete, por lo que Lucho picó a la puerta de los peces gordos europeos. Sin embargo, el de Gijón decidió seguir en el Barça y tiró balones fuera al ser preguntado por las ofertas que recibía.

El futuro incierto de Luis Enrique

Ahora, las tornas han cambiado. Luis Enrique ha decidido no hablar de su renovación y mantiene el silencio respecto a su futuro. El asturiano no se pronuncia; ya desveló al inicio de curso que no tratará el tema hasta que finalice la temporada.

Por su parte, en el club catalán el nerviosismo empieza a palparse. Los representantes del Barça desean que Lucho siga al frente del equipo, por lo que presionan para que decida cuanto antes.

El entrenador culé, por su parte, quiere mantener el foco mediático sobre el terreno de juego, por lo que no da cancha a estos temas extra-deportivos. Con el fin de mantener la concentración durante toda la temporada, el asturiano tira balones fuera cuando es preguntado por su futuro.

Según desvelan varios medios barcelonistas, en las últimas semanas cada vez gana más fuerza la opción de que siga un año más en el Camp Nou.

Sin embargo, no se descarta la opción de que decida no seguir en la entidad azulgrana y se tome un año sabático. Al estilo Pep Guardiola.

Defensor de ciclos cortos

Y es que como ya se ha asegurado en numerosas ocasiones, Lucho es defensor de ciclos cortos. Conducir un equipo como el Barça comporta un desgaste físico y psicológico considerable.

Por ello, cuando termine la temporada, con los títulos repartidos, Luis Enrique decidirá si se marcha o si sigue un año más en el club catalán.

De marcharse, el asturiano podría decidir dónde quiere aterrizar, ya que varios equipos de primer nivel le reclaman. Durante los últimos meses, muchos han sido las entidades que han picado a la puerta de Lucho para tantearle.

Tiene cartel

La Premier es el principal atractivo del asturiano. Arsenal y Manchester United pisan con fuerza en los sondeos que se cuecen entre bambalinas, mientras que la Roma también se sube al carro.

Además, el Bayern de Múnich parece ser que se interesó al final de la pasada campaña por el de Gijón, antes de decantarse por Ancelotti. Los germanos también podrían pujar a medio plazo por el asturiano. Levanta pasiones.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad