Valverde es un muñeco en manos de Messi: el último lío en el Barça | EFE

“O te vas o te echan”. Messi avisa a un jugador del Barça

stop

Las aguas bajan cada vez más turbias en el vestuario de Valverde

21 de agosto de 2017 (21:07 CET)

El arranque liguero del FC Barcelona ha camuflado un poco las nefastas sensaciones que dejó el equipo en la Supercopa de España contra el Real Madrid. Pero no convence.

Si bien el Barça fue muy superior al Betis en el Camp Nou, dejó evidencia de ser un equipo en plena fase de construcción. Sin cimientos todavía y claramente vulnerable.

Ernesto Valverde propone una metamorfosis que agarra despistados a la mayoría de aficionados culés, demasiado acostumbrados al dibujo de siempre: el 4-3-3.

Las modificaciones del Txingurri hacen pensar en un 4-2-3-1 donde los centrocampistas ganen peso en detrimento de extremos puros. Precisamente, medios es lo que le sobra al Barça.

Sin embargo, romper con un sistema de juego que tantas alegrías ha dado a la afición se antoja más que complicado. Por ello, es necesario fichar cuanto antes y generar ilusión.

Pero para que unos entren, otros deben salir. Y hay varios jugadores que han sido apartados por Valverde. Alguno todavía aspira a salvarse. Otros están en el disparadero.

Los señalados

Es el caso de Munir El Haddadi, al que los pesos pesados del vestuario, encabezados por Leo Messi, ya han recomendado que busque destino cuanto antes.

O te vas o te echan”, le comentaron en confianza. La cosa pinta muy fea para el hispano-marroquí. Paco Alcácer le cierra las puertas.

Otro que está señalado es Arda Turan. Sin embargo, el futbolista turco todavía podría encontrar acomodo en la plantilla blanca si no llegan los ansiados fichajes.

Dembelé y Coutinho son los grandes deseados, aunque también vuelve a sonar Seri, que se uniría al recién incorporado Paulinho. El brasileño procede de la Superliga china.

El nuevo Barça

El dibujo que tiene Valverde en la cabeza pasaría por formar con Messi en la mediapunta –aunque también jugaría a veces de falso nueve– y Luis Suárez por arriba (con Alcácer en la recámara).

En ese esquema, Coutinho ocuparía la banda derecha, junto con Andrés Iniesta, mientras que Dembelé jugaría por la diestra, siendo Gerard Deulofeu su relevo.

El problema vendría para suplir a Messi: Sergi Roberto, Denis Suárez, André Gomes o Rafinha podrían hacerlo.

Ellos son los que competirían, también, con Busquets, Rakitic y Paulinho por poblar el doble pivote. Mucha más competencia y muchas más alternativas. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad