Messi y Piqué | EFE

“O te vas o te echa”. Piqué avisa. Y Messi le pone el lazo (o “¿Barça? No, gracias”)

stop

Los pesos pesados del vestuario azulgrana mueven ficha

28 de agosto de 2018 (16:40 CET)

A apenas cuatro días para que se cierre el mercado de fichajes, en el Barça tienen aún algunas carpetas por cerrar. Por un lado, la de Paco Alcácer. Cuentan desde el club que será hoy el día en que se hará oficial que el delantero se marcha cedido al Borussia de Dortmund.

El pasado lunes viajó a Alemania para pasar revisión médica y todo apunta a que el español jugará en la Bundesliga esta temporada. Teniendo en cuenta que Ernesto Valverde le había dejado claro que no contaba con él y que el Dortmund será el responsable de pagarle la ficha, la operación le ha salido redonda al club catalán.

Rafinha es el siguiente en salir

Más complicada está la carpeta de Rafinha. El centrocampista hispano brasileño cuenta con el ‘ok’ del técnico vasco para que siga formando parte de la plantilla del conjunto culé, pero el jugador quiere más minutos.

Sabe que con las llegadas de Arthur y Arturo Vidal, y teniendo en cuenta que Busquets y Rakitic serán más que fijos en el once de Valverde, Rafinha no quiere pasarse la temporada en el banquillo.

Cuentan desde su entorno que su voluntad era la de regresar al Inter de Milán, donde jugó cedido la segunda parte de la temporada pasada. Pero los italianos no han querido pagar por hacerse con sus servicios.

Rafinha | EFE

De ahí que se esté moviendo en busca de un equipo que le garantice el protagonismo que no tendrá en el Camp Nou. Betis y Benfica son los que, de momento, están mejor posicionados.

Los pesos pesados mueven ficha

El caso es que la situación del pequeño de los Alcántara tiene al vestuario en vilo. Muchos son los que, conscientes que Ernesto no va a darle muchas oportunidades, le lanzan un aviso: “o te vas o te echa”.

Piqué, Messi y el resto de capos saben que Rafinha debe hacer las maletas si quiere jugar de forma regular y le están aconsejando que lo haga. En el Barça está condenado a ser el quinto o sexto centrocampista, es decir, jugar poco o nada. De haí que muchos sean los que aseguren desde dentro que la pregunta de "¿Barça?", el jugador la responda con un conttundente "no, gracias". Veremos cómo y donde acaba jugando un Rafinha que parece tener los dos pies fuera del Camp Nou.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad