"O me voy o me echan". Messi pasa la escoba en el Barça

stop

El crack que vacía su taquilla en el Camp Nou

atomian_284x174

28 de mayo de 2017 (19:34 CET)

Con la temporada finiquitada, es el momento en el FC Barcelona de hilar la aguja y ponerse a tejer la plantilla de la próxima temporada. Llegará un nuevo entrenador –esta semana será presentado Ernesto Valverde-, y con él nuevos jugadores que deberán apuntalar el equipo para que los blaugrana vuelvan a aspirar a todo a partir de agosto.

Más teniendo en cuenta que el primer partido oficial será, nada menos, que contra el Real Madrid, y es que solo empezar la temporada tendrán lugar los dos clásicos de la Supercopa de España.

Pero para que puedan entrar los nuevos miembros del equipo, antes deberán salir. Algunos futbolistas están en la puerta de salida y su futuro dependerá del club que ponga una cantidad superior sobre la mesa.

Un episodio, el de las salidas, en el que ya hay un protagonista. Según informa Mundo Deportivo, uno de los cracks de Luis Enrique habría tomado la decisión de abandonar el club hasta el punto que esta misma semana ya habría vaciado su taquilla.

Es el caso de Arda Turan, que recogió sus pertenencias ante el resto de sus compañeros, que dedujeron que el turco ya tiene hechas las maletas. "O me voy o me echan". El futbolista sabe que en el club no cuentan con él la próxima temporada y que es uno de los activos que los responsables pretenden utilizar para recargar las arcas.

Además, Turan no entra en los planes del proyecto ganador que quieren contruir los dirigentes alrededor de Leo Messi. Una de las condiciones de la renovación del argentino es que el club ponga sobre el césped una plantilla de garantías a corto/medio/largo plazo, y el turco no es una de las piezas del nuevo engranaje.

El centrocampista llegó de la mano del asturiano procedente del Atlético de Madrid a cambio de 34 millones de euros más siete en variables.

Lo hizo en verano del 2015, en plena sanción de la FIFA al Barça que prohibía al club inscribir nuevos jugadores. Muy probablemente este detalle es el que marcó que no haya logrado asentarse en el Camp  Nou.

Arda pasó cuatro meses sin competir, y cuando entró en el equipo no lo hizo con el mejor pie. El jugador completaba una buena actuación por cada cuatro dudosas y la afición no tardó en perder la paciencia.

Ahora el club pretende venderlo, y con los 30 años que suma el futbolista no debería tener problemas para encontrar un buen comprador.

Sin ir más lejos, en el pasado mercado invernal el club intentó venderlo a cambio de 30 millones de euros a un club chino, pero el jugador rechazó los 18 millones que le pagaban por temporada. Pare que ahora Turan sí ha abierto las puertas a una salida.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad