Arturo Vidal la lía en Barcelona: “Lo de este tío es una vergüenza” | EFE

“O lo echas o lo echo”. Arturo Vidal está en el primer lío en el Barça

stop

El centrocampista chileno y la polémica en el Camp Nou

13 de agosto de 2018 (18:30 CET)

La llegada de Arturo Vidal ha hecho muy feliz a Ernesto Valverde. El centrocampista chileno es uno de esos jugadores que enamoran al vasco: luchador, polivalente y con capacidad para moverse en todo tipo de escenarios.

El problema -no para Valverde- es que su aterrizaje, junto al de Malcom y Arthur, ha puesto a un jugador en el punto de mira: Paco Alcácer. El delantero parece no entrar en los planes del técnico vasco.

Como mejor prueba de ello, su ausencia en la Supercopa de España disputada el pasado domingo en Tánger. Valverde quiso contar sólo con un delantero puro en el banquillo, y apostó por Munir, dejando a Paco en la grado. Toda una declaración de intenciones.

Ernesto Valverde lo quiere fuera

El caso es que el míster azulgrana le ha dejado muy claro a la directiva culé que deben buscarle una salida al delantero español. Lo ha tenido en sus filas durante un año y no le ha convencido.

Es más, cuentan desde dentro que Munir, como se pudo ver en Tánger, ya le ha pasado por delante. Con Leo Messi, Luis Suárez, Ousmane Dembélé y Malcom como piezas clave en la futura delantera culé, Valverde no quiere ni ver a Alcácer.

De ahí que incluso el vasco se haya plantado y haya dejado muy clara su postura: “o lo echas o lo echo yo”.

 Alcácer | EFE

Tres semanas para encontrar una salida

Si fuera por el ‘Txingurri’, Paco estaría fuera hoy mismo. ¿El problema? No hay nadie que está dispuesto a pagar una buena cantidad de millones por él. Quedan tres semanas para que se cierre el mercado, y Ernesto está insistiendo al club para que le encuentre una salida antes del 31 de agosto.

Descartada ya la Premier League, las opciones del de Torrent pasan por quedarse en la Liga. El Betis parece ser el club que está mostrando más interés en él. Eso sí, siempre en forma de cesión.

Lo cierto es que la voluntad del delantero es quedarse en el Camp Nou y demostrarle a Valverde que pueda ser un jugador válido para el Barça. Sin embargo, por mucho que el jugador esté presionando para seguir, parece ser que su futuro está más que lejos de la capital catalana.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad