Nuevo lío de Messi en Barcelona

stop

El clan argentino vuelve a encender la llama

Leo Messi y su hermano Rodrigo, frente a un Mosso d'Esquadra | EFE

27 de julio de 2016 (17:07 CET)

Nueva polémica. No sale de una que se ve salpicado en otra. Leo Messi vuelve a estar involucrado en un nuevo problema fuera del terreno de juego. En este caso, no ha sido el propio futbolista el que la ha liado, sino que es a causa de un restaurante que ha abierto su hermano, Rodrigo Messi en Barcelona.

El clan argentino ha vuelto a hacer negocios. Y es que los hermanos Messi se han unido a la familia Iglesias para montar un restaurante en la zona del Eixample de la ciudad condal. El hermano del astro azulgrana decidió tomar las riendas y abanderar este nuevo proyecto gastronómico. Sin embargo, no contaron con los problemas que podrían ocasionarles a los vecinos del barrio.

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB) no ha dudado a la hora de declinar la instalación de este gran restaurante abierto por los Messi. Los vecinos y vecinas de la zona han mostrado su descontento, ya que el local tiene un patio interior que al ser ocupado por los clientes molesta las horas de descanso de los inquilinos residentes en los pisos cercanos.

De hecho, el restaurante está situado en una zona muy habitada, ya que se ubica en el interior de una isla del Eixample que limita con las calles Còrsega, Enric Granados, Balmes y Roselló. En este caso, el consejo del distrito ha concedido a los promotores del proyecto una licencia de bar-restaurante, con actividad complementaria en la que se permite tener música de fondo ambiental y actuaciones en directo. Todo esto no ha sentado nada bien a los vecinos que ven como sus horas de descanso son afectadas

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad