"No vengas". Aviso a Griezmann sobre Messi (y es de un crack del Barça)

stop

El todavía delantero del Atlético de Madrid recibe cada vez más advertencias sobre el astro argentino

25 de mayo de 2018 (19:45 CET)

Avisado. Antoine Griezmann no para de recibir advertencias para que se piense su próximo fichaje por el FC Barcelona. Está atado, pero todavía se puede echar atrás.

En el entorno del delantero del Atlético de Madrid son muchas las voces que le advierten sobre el riesgo de jugar al lado de Leo Messi. O, más bien, habría que decir a su sombra.

El último que habló con El Principito de este asunto no es otro que su posible futuro compañero en la escuadra azulgrana, Ousmane Dembelé. El galo se siente amenazado.

Convocados ambos para representar a Francia con su selección en el Mundial de Rusia, esta semana se les vio hablando largo y tendido. Como si fuesen íntimos amigos.

Griezmann tenía muchas dudas sobre lo que se encontrará en el Barça. Y más allá de lo que ya le ha contado su amigo Samuel Umtiti, el galo quería la opinión de otro delantero.

Dembelé comparte el ataque con los dos cabecillas del vestuario azulgrana, Leo Messi y Luis Suárez. Y ese es realmente el reto que tendrá Griezmann: adaptarse a los dos cracks.

Fichar por el Barça; ser un lacayo de Messi 

Todo el mundo sabe que fichar por el Barça es sinónimo de jugar para Messi. Con todo lo que ello implica: cambiar de posición y sacrificar el talento ofensivo para desempeñar funciones defensivas.

Griezmann tiene muchísimas condiciones para ser de los mejores del mundo, y lo demostró en la final de la Europa League con dos goles majestuosos.

Pero en el Barça, su rol no está nada claro. Messi tiende al centro, Suárez juega por el medio y Griezmann hace lo propio en el Atlético. ¿Cómo jugarán?

Es sabido que incluso el propio neymar, considerado el mejor del mundo tras Messi y Cristiano, tuvo que vivir a la sombra de Messi y hacer trabajo sucio para el lucimiento del astro argentino. Griezmann no será menos.

En el Atlético es el rey pero en Barcelona ya hay un rey. Se llama Messi y es del todo intocable. Más que un rey, los hinchas y periodistas afines lo consideran un Dios.

El aviso de Dembelé a Griezmann 

Por todo ello, el discurso de Dembelé fue negativo: “No vengas”. El extremo francés avisó a su compatriota de lo difícil que es jugar para Messi y de lo exigentes que son tanto él como Suárez.

Sin embargo, hay quien piensa que las palabras de Dembelé esconden un interés y/o miedo oculto: el extremo sabe que con Griezmann estará condenado al banquillo.

Ernesto Valverde planea mantener su esquema de este año, el 4-2-3-1, pero los perfiles serán mucho más ofensivos. Busquets  y Rakitic como medios puros y por delante la artillería: Coutinho, Griezmann, Messi y Suárez.

Ante esta tesitura está por ver si Messi se abre más hacia la derecha o es Griezmann quien toma esa posición, la que correspondería a Dembelé. Aunque, probablemente, haya mucho intercambio de espacios.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad