“No tiene dónde ir”. Messi despelleja a un jugador del Barça | EFE

“No tiene dónde ir”. Messi despelleja a un jugador del Barça

stop

El goleador culé quiere perder de vista a un compañero

06 de octubre de 2017 (00:19 CET)

Los parones internacionales que ofrecen las ligas domésticas a mitad de su temporada son un martirio para muchos clubes. Los entrenadores padecen por la posible pérdida de algunas de sus estrellas y los jugadores no convocados se ven abocados a entrenar conscientes de que pese a contar con más horas de entrenamiento, posiblemente volverán la banquillo.

Es el caso de Paco Alcacer. El delantero valencianista desapareció de las listas de Julen Lopetegui tan pronto como su vuelo cayó en picado en el FC Barcelona. Su falta de gol y su inadaptación al estilo azulgrana le condenaron con Luis Enrique.

En esta nueva temporada, con Ernesto Valverde en el banquillo, su situación no mejora. De hecho, su rendimiento ha sido tan bajo que el entrenador extremeño ya lo ha sentenciado.

No ha contado con él en los últimos seis partidos y ha dado orden a la dirección deportiva de culé de buscarle salida. Tendrá que ser una cesión porque nadie está dispuesto a pagar los 30 millones de euros que desembolsó el Barça al Valencia.

Una venta es imposible

Una de las razones para la sentencia de Alcacer es su poco entendimiento con Messi. El delantero de Torrent, rematador nato y cazador de área, no termina de interpretar las diagonales trazadas por Messi para beneficiarse de sus espacios. Es un estorbo para el diez.

Por ese motivo, el argentino ha dejado claro que prefiere no compartir campo con él. Al igual que Suárez, están más cómodos rodeados de centrocampistas. La situación del ariete, no obstante, no pasa desapercibida, y el goleador culé sabe que Alcacer puede acabar quedándose.

“No tiene donde ir”. Es la realidad del atacante en estos momentos. Mientras ve como el Valencia vuelve a reflotar de la mano de Marcelino García Toral y echa en falta un delantero que complemente a Simone Zaza, Alcacer puede acabar saliendo a un equipo en posición de descenso durante el mercado de invierno.

Con minutos y goles Alcacer puede recuperar su confianza, pero sólo servirá para conseguir que llegue una buena oferta al Camp Nou. Su futuro está fuera de Barcelona.