Paco Alcácer  | EFE

“No me voy”. Ernesto Valverde tiene un problema en el Barça

stop

La victoria del conjunto azulgrana contra el Murcia deja una sombra muy alargada

29 de noviembre de 2017 (21:48 CET)

Malas noticias en el Camp Nou. Al tiempo que los suplentes del FC Barcelona descargaban toda su ira contra el Real Murcia (5-0), se filtró una información por el estadio muy poco alentadora.

El dato al que tuvo acceso Diario Gol destapa la nula voluntad de un futbolista para abandonar el equipo en el mercado de invierno. Es uno de los señalados, pero no se quiere ir.

Ernesto Valverde, en cambio, estaría encantado de empaquetarlo con un 'lacito' de regalo. Sin embargo, es un jugador por el que se espera una compensación económica: André Gomes.

Una vez más, el Barça demuestra que Gomes es un jugador sin cabida en el equipo. Contra el Murcia, los menos habituales cuajaron un buen segundo tiempo donde demostraron que el crack portugués no hace falta.

Si bien el primer tiempo fue más que soporífero, la arenga de Valverde en el vestuario surtió efecto. Se corrigieron detalles y los azulgrana salieron con idea de arrollar.

Denis entierra a Gomes

Ventaja tenían, y de sobra, ante un Segunda B con mayores preocupaciones en su cabeza. Pero faltaba explotarlas. Y lo hicieron comandados por Denis Suárez.

Paco Alcácer abrió la lata, pese a pasar inadvertido durante el resto del partido. Gerard Piqué le siguió, justo antes de ser sustituido y al final el Murcia se llevó una 'manita'.

Aleix Vidal, Denis y José Arnáiz pusieron la guinda a una noche de reivindicación para aquellos que no tienen muchas oportunidades. Además, reapareció Sergi Roberto, un jugador clave para las rotaciones del Barça.

El que se quedó sin marcar fue Gerard Deulofeu, que dio síntomas de desesperación por momentos. Tras un nefasto partido contra el Valencia, quería su gol ante el Murcia, pero no lo logró.

Fue el único de los que se disputan el puesto de Ousmane Dembelé que se quedó sin marcar. Tanto Denis –mejor jugador del partido– como Alcácer, Vidal e, incluso, Arnáiz en menor medida aspiran a ocupar ese sitio mientras el francés sigue lesionado.

También el propio André Gomes peleaba por ese hueco en el once azulgrana –aunque su rival más lógico sería Rakitic–, pero una lesión le apartó de los terrenos de juego.

Aleñá ilusiona

Curiosamente, Gomes debía estar menos tiempo de baja que Roberto. Sin embargo, el de Reus, mucho más implicado, ha adelantado su recuperación con respecto al luso.

Pese a todo, el mensaje que manda Gomes es muy contundente: “No me voy”. Y no son buenas noticias, porque él tiene la llave para el fichaje de Philippe Coutinho, que supone una inversión muy elevada para las arcas del Barça.

Mientras tanto, el que parece haberse adjudicado la teórica plaza de Dembelé es Paulinho, que ni jugó contra el Murcia. Y en cuanto vuelva el francés, será Rakitic quién tendrá que andar con ojo con el brasileño en sus funciones de interior derecho.

Una demarcación que, con los años, corresponderá a otro futbolista que estuvo fino contra el Murcia. Carles Aleñá, la esperanza de la casa para el centro del campo blaugrana.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad