“No lo quiere nadie”. El drama que tapa el Barça llega a Florentino Pérez

“No lo quiere nadie”. El drama que tapa el Barça llega a Florentino Pérez

stop

Ernesto Valverde se ve obligado a contar con un jugador descartado

26 de septiembre de 2017 (22:10 CET)

Ernesto Valverde ha conseguido instalar el estado de optimismo en Barcelona. Tras una Supercopa de España decepcionante ante el Real Madrid que puso el colofón a un verano de ridículo institucional, la Liga sirvió como bálsamo.

El Barça lleva un pleno de seis victorias en la competición doméstica y, por el camino, endosó una contundente goleada a una Juventus que fue su verdugo la temporada anterior.

Los jugadores han asimilado los conceptos planteados por Valverde y la nueva posición de Messi ha propiciado su mejor arranque goleador. El técnico azulgrana, además, ha logrado involucrar en la dinámica de juego a una terna de 4 o 5 jugadores que dan descanso a los titulares.

En el debe del Txingurri, no obstante, queda pendiente no conseguir hacer partícipes del buen momento culé a un grupo de jugadores sin ningún protagonismo en el equipo. Y el caso más preocupante es el de Paco Alcácer.

Sin ofertas que amorticen su traspaso

El delantero valenciano fue un fichaje sorpresa por parte de la dirección deportiva azulgrana. En una operación relámpago, Robert Fernández sacó al ariete del Valencia por 30 millones de euros.

El atacante ché era el referente de su equipo y entraba en los planes de Julen Lopetegui, en disputa con Álvaro Morata. Su rendimiento con Luis Enrique, no obstante, no fue el esperado y Alcácer se convirtió en el foco de la ira de la afición barcelonista.

Con la llegada de Valverde, Alcácer esperaba contar con más minutos. Tuvo la alternativa con el Real Madrid y fue titular ante el Betis, pero desde entonces, la nada. El delantero no ha disputado un minuto desde entonces y en Champions League ha vuelto a caerse de la convocatoria.

Ante tal situación, los agentes del futbolista buscan desesperadamente una salida para el atacante, pero en el sondeo regular que realiza el Real Madrid del mercado de fichajes, la información proporcionada a Florentino Pérez es contundente. “No lo quiere nadie”.

El valor de Alcácer se ha devaluado enormemente y ningún club está dispuesto a pagar el mismo precio desembolsado por el Barça. La única opción viable para el jugador y el club es una cesión en el mercado de invierno.