“No lo pongas”. Y ya no calla ni Busquets: el muerto de Messi y Luis Suárez| EFE

“No lo pongas”. Y ya no calla ni Busquets: el muerto al que Messi, Luis Suárez y Coutinho entierran en el Barça

stop

Un jugador que tiene los días contados en el Camp Nou

17 de septiembre de 2018 (20:40 CET)

Todo va sobre ruedas en el Barça. El conjunto azulgrana levantó la Supercopa de España en agosto y ahora suma 12 puntos de 12 posibles en Liga. Un arranque inmejorable para los de Ernesto Valverde. Pero aun así hay dudas.

El juego del equipo no acaba de convencer, muchos acusan al Txingurri de ser excesivamente defensivo, y hay un jugador que está cada vez más en el punto de mira: Nélson Semedo.

Semedo no suma

El lateral portugués completó una primera temporada decepcionante. Se esperaba mucho más de él para esta segunda campaña como culé, pero lo cierto es que su inicio no está siendo nada bueno.

Semedo |EFE

Semedo fue titular ante la Real Sociedad y duró 45 minutos sobre el césped. Valverde vio rápidamente su error y decidió quitar al ex del Benfica. En el vestuario, los pesos pesados como Sergio Busquets, Messi, Luis Suárez o Coutinho coinciden: no quieren que juegue más.

Sergi Roberto no funciona en el medio

La alternativa a Semedo es Sergi Roberto. Más que la alternativa, el de Reus se ha convertido en el titular indiscutible para esa posición. Mientras el luso siga sin funcionar, el canterano ocupará el lateral derecho del equipo.

Porque además Sergi no acaba de gustar a Valverde para ocupar el centro del campo. Siempre que ha jugado ahí ha rendido lejos de su mejor nivel, y en el vestuario lo prefieren ver en el lateral, a pesar de que no es donde más le gusta jugar.

Ojo en Champions

Es el mensaje que se repite entre los pesos pesados de la plantilla. Cuidado porque ahí está la debilidad del equipo. Sergi Roberto es un lateral reconvertido, y en defensa sufre. Contra los rivales difíciles como la Juventus, el Real Madrid, el PSG o el Manchester City esa banda puede ser un auténtico coladero.

De hecho, muchos no verían con malos ojos un fichaje de cara al mercado de invierno. Y es que el problema está encima de la mesa y parece que desde la dirección deportiva prefieren mirar hacia otro lado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad