“No está preparado”, Iniesta dispara las alarmas en el Barça con la Supercopa de Catalunya

stop

El capitán del cuadro catalán avisa del gran problema de Ernesto Valverde

07 de marzo de 2018 (21:19 CET)

La preocupación del cuerpo técnico del FC Barcelona crece por momentos. La lesión de Andrés Iniesta contra el Atlético cayó como un jarro de agua fría.

El crack de Fuentealbilla se lesionó el bíceps femoral en el Camp Nou durante el duelo más trascendental del año de cara a decidir el transcurso de la Liga.

La victoria del Barça cobre el conjunto del Cholo Simeone gracias a un gol de falta directa de Messi disparó la euforia. Pero todavía queda mucho trabajo por delante.

Entre otras cosas, Ernesto Valverde trabaja con el objetivo de tumbar al Chelsea en el Camp Nou. Un equipo muy férreo el de Antonio Conte, donde se intentará evitar el disgusto de la eliminación.

El Barça sacó un buen resultado en la ida pese a no lograr vencer en Stamford Bridge (1-1). Ese gol en campo contrario podría ser decisivo y condicionará el planteamiento de Valverde.

El gran problema contra el Chelsea

El Txingurri intentará hacer fuerte su muralla: el equipo que ha demostrado una gran consistencia todo el curso y debe ser infranqueable contra los blues.

Sin embargo, el Barça nunca ha jugado a defender y apostará por su habitual fútbol ofensivo, de control, seguridad y posesiones largas.

La gran baja de Iniesta, sin embargo, condicionará mucho el planteamiento de Valverde. Al no poder jugar Coutinho la Champions, el relevo del albaceteño da miedo.

A priori, el once elegido será el comandado por Ter Stegen, con Piqué y Umtiti, Roberto y Alba, Busquets, Rakitic y Paulinho, Messi y Luis Suárez. Falta uno.

Todo hace pensar que, por el tipo de partido de qué se trata, lo normal es que Valverde apueste por André Gomes, un jugador que provoca urticaria a la parroquia culé.

Gomes, Vidal y Dembelé no dan confianza

El otro candidato a priori es Ousmane Dembelé, aunque incluso podría entrar en juego Aleix Vidal, pero lo normal es que el técnico apueste por su habitual 4-2-3-1 o 4-4-2.

Gomes, favorito, se juega el puesto con Dembelé y Vidal, tres futbolistas que volvieron a demostrar estar lejos del nivel que exige el primer equipo del Barça este miércoles.

En la Supercopa de Catalunya frente al Espanyol (0-0) volvieron a cuajar una actuación discreta. Las alocadas cabalgadas del extremo francés fueron lo más llamativo, casi tanto como su desacierto en el golpeo de balón.

Esa especie de locura que destila Dembelé hace pensar que no es el futbolista adecuado para un partido de tanta exigencia física y táctica.

Desde el Camp Nou han dado ya las voces de alarma: “No está preparado”. El caso es que no parece estarlo ninguno de los tres: ni Gomes, ni Vidal, ni el propio Dembelé.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad