Neymar suelta la lengua con un crack del Real Madrid 

stop

El brasileño regresa esta semana a Barcelona

Rafinha Alcántara abraza a un Neymar bañado en lágrimas tras conquistar el oro olímpico en Río 2016 | EFE

05 de septiembre de 2016 (10:56 CET)

Se sincera. Tras más de dos meses fuera de Barcelona, esta semana regresará. Neymar ha pasado un fin de verano muy ajetreado disputando los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y los dos encuentros de la clasificación para el Mundial de Rusia de 2018. Durante estas semanas, el crack azulgrana ha tenido tiempo para compartir con sus compatriotas sus preocupaciones y sus quebraderos de cabeza. Y es que el brasileño ha vivido todos los movimientos del mercado de fichajes estival desde el otro lado del charco.

Preocupación. A Neymar le ha sentado como un jarro de agua fría ciertas bajas del vestuario culé. El jugador es un fiel confidente de sus compatriotas, por lo que se ha desahogado con Marcelo en la concentración de Brasil. Y es que durante estos meses de verano, el Barça ha empaquetado a jugadores importantes para Ney en vestuario culé. De hecho, según develan fuentes internas de la canahrina, Marcelo ha sido uno de sus máximos confidentes y un gran apoyo para el delantero durante estas últimas semanas.

Se queda solo en el vestuario

Neymar había logrado crear su cuadrilla en el banquillo barcelonista, por lo que se sentía como en casa. Y es que es bien conocido que en el equipo azulgrana los clanes están a la orden del día. El joven delantero aterrizó en el Camp Nou y se encontró con varios compatriotas suyos, por lo que su adaptación fue mucho más sencilla. Dani Alves fue el gancho que más ayudó a Ney a integrase en el equipo. Fue una gran ayuda. Sin embargo, ahora las tornas han cambiado. La marcha de Alves a la Juventus ha sido un golpe duro para el delantero culé. Y es que a esta baja también se le ha sumado la de Adriano al Besiktas y la Douglas al Sporting.

Tres jugadores clave para Ney que han levantado el vuelo y han dejado al brasileño sin aliados. Y es que el quinteto ha pasado a ser una dupla: solo le queda Rafinha Alcántara. El futbolista era consciente de que esto pasaría, por lo que intentó convencer al club catalán de que fichase a algún refuerzo brasileño para reforzar la plantilla. Sin embargo, no ha podido ser. Y es que al parecer, Neymar ha transmitido esta preocupación a sus compañeros de selección, ya que necesita aliados y deseaba tener confidentes en el Barça. Ahora, solo le queda 'pescar' a Marlon Santos, ya que el jugador del filial es el único brasileño en la plantilla. Con este panorama sobre la mesa, Ney regresará esta semana al Barça.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad