Neymar se mete en un lío con Luis Enrique

stop

El crack brasileño del Barça está en el ojo del huracán

Luis Enrique y Neymar

07 de diciembre de 2016 (20:01 CET)

Neymar Júnior tiene un problema en el FC Barcelona. Y gordo.

El crack brasileño no jugó el martes contra el Borussia Monchengladbcah (4-0) ni lo hará el próximo sábado contra el Osasuna. En ambos casos se pierde los encuentros por sanción.

Arda Turan, en cambio, sí que jugó contra los alemanes. Y todo indica que volverá a hacerlo en El Sadar. El turco ha pasado del infierno al cielo en cuestión de horas.

Turan recibió una avalancha de críticas tras el clásico contra el Real Madrid (1-1) por cometer una falta tonta sobre Marcelo en los instantes finales del choque. De esa falta nació el gol de Sergio Ramos que selló el empate final.

El martes se repuso. El ex del Atlético anotó tres goles en el Camp Nou fente al Monchengladbach. Una actuación soberbia en un partido intrascendente que le ayuda a ganar confianza.

Arda marca más que Neymar

Sin embargo, la buena actuación del turco sirve también para poner a Neymar entre la espada y la pared. Y es que Arda ya lleva más goles que el astro brasileño esta temporada. Con muchos menos minutos jugados.

La magia turca que nace de sus botas ha mandado en lo que va de curso ocho balones al fondo de las mallas. Dos más que su rival en la lucha –decantada– por la banda izquierda.

Neymar ha anotado tan solo seis goles en lo que va de curso. Sus registros distan mucho de acercarse a los 31 goles que firmó el año pasado.

El ex del Santos lleva ya ocho partidos sin marcar –Valencia, Granada, Sevilla, Málaga, Real Sociedad y Real Madrid en Liga y Manchester City y Celtic en Champions–, aunque es el máximo asistente del equipo con 12 pases de gol.

Luis Enrique, al loro

Luis Enrique Martínez observa con detenimiento esta situación, aunque todavía no se atreve a sentar a ninguna punta del tridente.

El técnico asturiano no se suele guiar por el criterio goleador a la hora de poner sus alineaciones. Si no, Rafinha hubiese contado con muchos más minutos.

Pero Neymar no debería dormirse en los laureles. Arda está respondiendo bien cada vez que juega por banda izquierda. Sufre mucho más de interior