Neymar se juega ir a la cárcel

stop

La Audiencia Nacional reactiva el 'caso Neymar 2' por delitos de estafa y corrupción

Neymar Júnior en los juzgados de la Audiencia Nacional, en Madrid | EFE

23 de septiembre de 2016 (19:31 CET)

Neymar Júnior da Silva Santos, la estrella brasileña del FC Barcelona, se juega ir a prisión. Cómo ocurrió con sus compañeros Leo Messi y Javier Mascherano, ambos juzgados y condenados, el futbolista carioca está encaminado a un proceso de juicio oral sobre el denominado Caso Neymar 2. Neymar, junto con su padre, la empresa N&N, Sandro Rosell, el FC Barcelona, Odilio Rodrigues y el Santos FC están acusados de perpetrar un delito de estafa y otro de corrupción. Las penas de prisión oscilan entre los cuatro y los seis años, siempre y cuando no se apliquen atenuantes.

Cabe recordar que Josep María Bartomeu, presidente del Barça, no está entre los acusados. El dirigente se libró de este proceso después de que el juez José de la Mata aceptase el sobreseimiento de la causa con respecto a su persona, a petición del abogado José Ángel González Franco. Bartomeu, ex vicepresidente deportivo del Barça, quedó absuelto por los mismos motivos que Javier Faus, entonces vicepresidente económico. Ambos firmaron algún contrato, pero no tejieron la operación. Toda ella fue obra de Rosell.

Bartomeu se libra

Lo más llamativo de la revocación del archivo del Caso Neymar 2 es que todo el mundo daba por hecho que el asunto quedaba zanjada toda vez que el Barça reconoció implícitamente su culpabilidad en el Caso Neymar original. Entonces, el Barça alcanzó un acuerdo con la Fiscalía y el Abogado del Estado para pagar cinco millones de euros y asumir la culpa como persona jurídica, quedando Bartomeu y Rosell completamente libres.

Aquella conformidad suponía aceptar que el pago de los 40 millones de euros a Neymar formaba parte de una retribución salarial, sujeta a los rendimientos del trabajo en la declaración del IRPF. Es decir, ese dinero debía tributar en España y, por ello, el Barça depositó anteriormente 13 millones ante Hacienda. Al entenderse que aquel pago era salarial, quedaba en parte desvirtuada la reclamación de DIS, alegando que los 40 millones eran parte del precio de traspaso por el jugador.

Palo al juez De la Mata

Ahora, la sala de lo penal de la sección cuarta de la Audiencia Nacional –representada por Ángela Murillo, Carmen-Paloma González y Juan Francisco Martel– ha revocado la decisión del juez José de la Mata quitando importancia al hecho de que los 40 millones fuesen una retribución salarial o una indemnización contractual. Simplemente entienden que hay indicios de estafa y corrupción por los numerosos contratos (derechos preferentes por jugadores, partidos amistosos y los que afectaban al padre de Neymar), pagos (2013 y 2014) y anticipos (2011) que se produjeron.

Es por ello que el caso irá a juicio oral con casi total seguridad. El próximo paso es la incoación del auto de apertura del juicio oral. Luego, las partes presentarán los respectivos escritos de acusación y defensa. Finalmente, se pondrá la fecha del procedimiento oral.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad