Neymar ridiculiza a su amigo Messi en el Brasil-Argentina más tenso

stop

El astro brasileño fulmina a su compañero en el Barça con un baño que le complica la asistencia al Mundial de Rusia

La noche loca de Messi con Neymar en Barcelona

11 de noviembre de 2016 (01:53 CET)

Neymar Júnior no tuvo piedad de su compañero Leo Messi. Los dos futbolistas del Barça fueron rivales este jueves en Belo Horizonte (Brasil). Se enfrentaron en un partido de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 que complicó, y mucho, la vida a la selección de Argentina, humillada (3-0). Aunque hay resultados más abultados en el histórico entre ambas selecciones, hacía tiempo que una no era tan superior a la otra sobre un terreno de juego. 

El resultado al descanso ya era contundente para Brasil: 2-0. Primero marcó Coutinho ('24) a pase de Neymar en un lanzamiento increíble desde fuera del área que desnudó a Sergio Romero. El astro brasileño también se burló de su otro compañero en el Barça, Javier Mascherano, al que superó claramente en el uno contra uno para mandar el balón al palo.

Tensiones con Neymar

Sin embargo, el crack brasileño no se dio por vencido y al filo del descanso aprovechó una gran asistencia de Gabriel Jesús para batir nuevamente a Romero. Ya en el segundo tiempo fue Paulinho el que puso la guinda del pastel ('58), aunque Neymar continuó con su recital particular. Ello ocasionó más de un enfado.

Neymar protagonizó una leve enganchada con Mascherano, primero, y con Higuaín, después. Al Pipita no le gustaron unas bicicletas del delantero del Barça. También se las tuvieron dos futuros compañeros en el Manchester City de Pep Guardiola, Gabriel Jesús y Otamendi. Mientras que Fernandinho, también del City, se encargó de amargar la existencia al Messi más apático. Nuevamente ausente con la albiceleste. Hasta Neymar se atrevió a robar el balón a La Pulga

El nuevo Brasil no conoce la derrota

Neymar salió a por todas porque es lo que se le reclama en el clásico del fútbol sudamericano y demostró que es el líder de una canarihna imparable desde la llegada de Tite. Brasil ha ganado los cinco partidos que lleva disputados a las órdenes del nuevo técnico.

La situación es preocupante para la selección albiceleste, que está cada vez más lejos del Mundial de Rusia. Si Messi, que dejó la selección en verano tras perder otra final de la Copa América y luego regresó, no logra reconducir la situación del equipo de Edgardo Bauza podría quedarse sin participar en Rusia 2018. Un auténtico drama nacional

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad