Neymar presiona al Barça con un amigo para la delantera 

stop

El cuarto hombre, la urgencia para Luis Enrique

Neymar, Gabriel Jesús, Gabigol y Luan (arriba) se abrazan durante el Brasil-Dinamarca de Río 2016 | EFE

22 de agosto de 2016 (12:45 CET)

A contrarreloj. El FC Barcelona ultima los días de la campaña de compras veraniega para acabar de perfilar su plantilla. Atar a un cuarto delantero, mover los hilos para buscar a un carrilero derecho y suplir la baja de Claudio Bravo son los tres temas en órbita azulgrana. Y es que a falta de nueve días para que se termine el juego, Robert Fernández ya ha anunciado que se cerrarán fichajes. El tiempo corre en contra.

En este sentido, incorporar a un cuarto hombre que refuerce la MSN es una de las prioridades máximas de la secretaría técnica desde inicio del verano. Por el momento, parece que no se cierra ninguna operación. Y es que en las negociaciones por cubrir esta demarcación, el Barça ha recibido muchas calabazas. Nolito, Gameiro, Vietto, Gabriel Jesús, varios han sido los 'no' que el club culé ha recogido. Sin embargo, no tiran la toalla y ya hace semanas que tienen activadas otras vías. La 'operación Alcácer' es una de los contactos abiertos, aunque parece que el fichaje cada día se complica más. El Valencia no quiere soltar a uno de sus puntales.

Neymar entra al acecho

Por su parte, los pesos pesados del vestuario también dan sus ideas. Y es que Neymar es uno de los máximos implicados en la llegada de un delantero. El brasileño ha puesto sobre la mesa varios nombres de compatriotas suyos durante estas semanas. Al delantero azulgrana le encantaría que algún compañero de selección llegase a la plantilla culé. Tras la marcha de Alves y Douglas, Ney ha perdido adeptos en el equipo. Quiere confidentes.

El crack tiene a su escogido. Apuesta por un compañero de selección y lo vuelve a presentar al club catalán: Gabriel Barbosa. Gabigol es una de las opciones que Robert Fernández puede valorar. El joven delantero del Santos es una joya en potencia. Por su pegada y su velocidad en ataque podría ser una buena alternativa para reforzar la MSN. Y es que el brasileño tiene un gran interés por jugar en el Barça. De hecho, tras colgarse el oro en los Juegos Olímpicos, Gabigol tuvo palabras para su compañero Ney: "Él es un gran jugador y jugar a su lado sería realmente bonito". Toda una declaración de intenciones que pica a la puerta del Barça. El tiempo para fichar corre en contra. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad