Neymar pide una estrella del Barça de Valverde al PSG (y hay sorpresa) | EFE

Neymar pide una estrella del Barça de Valverde al PSG (y hay sorpresa)

stop

El brasileño quiere contar con un crack culé en Francia

12 de octubre de 2017 (18:03 CET)

El Paris Saint-Germain dio un puñetazo sobre la mesa del futbol europeo este verano que todavía resuena en los despachos de muchos equipos. El eterno proyecto de Nasser Al-Khelaifi, la entidad parisina que no lograba dar el salto al siguiente nivel, decidió hacerlo a base de millones.

La contratación de Neymar ha supuesto la llegada de uno de los jugadores top-5 del mundo y también que muchos ojos vuelvan su vista hacia Francia. Con el brasileño en su equipo, cada partido del PSG es noticia.

Con tal amalgama de estrellas, fueron muchos los que se preguntaron si el equipo entrenador por Unai Emery sería capaz de asaltar la Champions League. Ante un Bayern Munich donde los jugadores estaban hastiados de Carlo Ancelotti, demostraron que son capaces de lograrlo con una contundente victoria.

La sensación, no obstante, es que la plantilla puede pecar de inexperta cuando llegue a la fase final de la competición. Ahí, el peso de Real Madrid, FC Barcelona, Juventus e incluso Atlético de Madrid o Manchester United puede ser mucho para los franceses.

El faro que guíe el camino

Por esa razón, Neymar pide al club que siga mejorando el equipo constantemente, y ha puesto un nombre sobre la mesa que ha sorprendido. Le gustaría que Sergio Busquets jugara junto a él en el Parc des Princes.

El futbolista azulgrana sigue siendo el timón del Barça y una pieza indiscutible en la selección española y Neymar considera que sería la pieza clave para impulsar al PSG al siguiente nivel. Junto a Verratti y Rabiot formaría un centro del campo imparable.

Busquets termina contrato en 2021 con opción a dos más en función de los partidos disputados y no se plantea una salida de la que ha sido su casa toda la vida. Le gustaría ser un “hombre de un club” y acabar su carrera en el Camp Nou, aunque el Barça tendrá que mejorar su contrato.

Actualmente, el dorsal número cinco azulgrana cobra ocho millones de euros netos, una nómina que ha quedado desfasada tras las últimas renovaciones e incorporaciones culés. Su clausula de rescisión es de 200 millones de euros, una cifra que el PSG ya ha demostrado poder alcanzar.