Neymar y Cavani | EFE

Neymar mueve los hilos para cargarse al Barça (y a Messi)

stop

El nuevo y flamante crack del PSG se la tiene jurada a su antiguo equipo

29 de septiembre de 2017 (14:41 CET)

Neymar da Silva hizo las maletas. Dejó tirado al Barça para empezar una nueva aventura en el PSG. El club catalán cobró 222 millones de euros, pero quedó muy tocado.

Sin embargo, las cosas parecen haber vuelto a la normalidad con Ernesto Valverde. El Txingurri ha sabido gestionar la situación y sacar el máximo partido a sus futbolistas, con un Leo Messi en estado de gracia.

Pero el conflicto no ha cicatrizado todavía. El Barça se negó a pagar la prima de fichaje que debía al jugador alegando que se correspondía a una renovación de un contrato incumplido.

No solo eso. El 11 de agosto el club catalán interpuso una demanda contra Neymar ante el Juzgado Social de Barcelona con el fin de que la trasladase a la Federación Francesa de Fútbol y la FIFA.

El Barça especificaba que reclamaba al jugador "la cantidad ya liquidada correspondiente a la prima de renovación por incumplimiento de contrato; 8,5 millones de euros en conceptos de daños y perjuicios y un 10% adicional en concepto de demora".

El club también reclamó que el París Saint-Germain asumiera subsidariamente el pago de estas cantidades en caso de que el jugador no las pueda asumir.

26 millones en juego

Los Neymar, entonces, pasaron al ataque. Denunciaron al Barça ante la UEFA y piden que, en base a ese incumplimiento contractual, descalifiquen al club de la Champions.

¿Se imaginan? Un Barça fuera de Champions por la denuncia de Neymar. Pues aunque suene surrealista, es el objetivo del delantero del PSG. Eso, o cobrar los 26 millones.

En el vestuario alucinan con todo lo que ha pasado. Y, aunque los pesos pesados se posicionaron a favor de Neymar con ese juego de fotos y demás, no llevan bien lo que está ocurriendo.

Si bien es cierto que los cracks ya han pasado página y se han olvidado de Neymar, no les gusta que el conflicto económico entre club y jugador les pueda repercutir.

La realidad es que nadie contempla la posibilidad de que el Barça pueda ser apeado de la Champions, pero si eso ocurre, más de uno le pegaría un toque a Neymar. Con Messi a la cabeza.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad