Neymar montó el show en el vestuario del Barça

stop

El futbolista brasileño se toma a broma la derrota en el Camp Nou contra el Alavés

Neymar protagoniza un momento del fatídico partido entre el Barça y el Alavés (1-2) | EFE

11 de septiembre de 2016 (12:37 CET)

Neymar Júnior volvió a dar una muestra más de ese pasotismo que cada vez irrita un poco más en el vestuario del FC Barcelona. Tras la dura derrota contra el Alavés en el Camp Nou (1-2), el astro brasileño actuó como si no pasase nada. Llevaba más de 100 días fuera de Barcelona, con más vacaciones que nadie, feliz por haber cumplido con la selección brasileña en Río y con la absoluta en el parón de selecciones. Estaba cansado de presión y actuó como si la movida no fuese con él.

Tras el tropiezo contra el Alavés, Neymar marchó de los primeros. Se puso los cascos de música y se escabulló entre el gentío rápidamente. Dentro del vestuario hizo como si no pasara nada. Bromeó con unos y con otros mientras se daba prisa en cambiarse y se fue. Él acaba de llegar y ya tuvo bastantes con todas las presiones que soportó en Brasil como para asumir ahora una nueva.

La actitud del brasileño molestó a algunos pesos pesados del equipo. Hay un cierto rún-rún porque ven que Neymar va a ser el segundo jugador mejor pagado del equipo pero no asume galones, al contrario. Cada vez va más a su rollo y, además, goza de privilegios como ningún otro jugador.

Homenaje carioca

Corre el rumor de que es el niño mimado de la directiva. Hasta se buscó el fichaje de un nuevo brasileño para que no se sintiese solo tras la marcha de Dani Alves, Adriano y Douglas. La cosa no cuajó porque los precios estaban disparados y, finalmente, se apostó por Paco Alcácer.

Para tenerlo contento, el club no dudó en organizar un homenaje a Neymar por la conquista de los Juegos Olímpicos de Río. También estaba Rafinha, pero todo el mundo sabe que si Neymar no hubiese estado, no se habría producido nunca dicho homenaje.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad