Neymar juega con fuego en el Barça

stop

El brasileño enciende el malestar en el club azulgrana

Neymar disputa un balón | EFE

23 de diciembre de 2016 (18:18 CET)

Declive. El FC Barcelona tiene una nueva preocupación con uno de los peces gordos del vestuario azulgrana. Esta vez no se trata de la renovación de Leo Messi, ni de las cantadas de Gerard Piqué. El nuevo problema, una vez más, tiene como protagonista a Neymar Júnior.

En esta ocasión, la preocupación con el joven brasileño no tiene como motivo un argumento puntual. Y es que se trata de un malestar generalizado que empieza a perseguir al jugador en la caseta culé.

La mancha negra

El cuadro de Luis Enrique Martínez ha cerrado un año más que positivo. De hecho, aunque en el arranque de temporada 2016-2017 las dudas persiguieron al equipo culé, parece que esta incertidumbre está solucionada.

El conjunto barcelonista se ha mostrado fuerte sobre el verde y la falta de juego ya es cosa del pasado. Las críticas han quedado en papel mojado y el Barça, con un Andrés Iniesta y un Leo Messi colosales, siguen vivos en todas las competiciones.

Sin embargo, no todo ha sido positivo en este primer tramo de temporada. La línea de ataque está atravesando un dulce momento. Messi y Luis Suárez están rindiendo a un alto nivel, por lo que Neymar marca el único punto negra en este tridente de gala.

La sequía goleadora del brasileño está en boca de todos; el '11' azulgrana no está rindiendo al nivel esperado. Tras su regreso tardío al equipo 'Ney' no ha brillado. Tan es así que el extremo ha jugado más de 1.600 minutos, entre Champions y Liga, y solo ha marcado seis tantos. Eso sí, con más de 14 asistencias de gol.

Con estos números, Neymar ha marcado el peor registro goleador desde que llegó al Camp Nou. Desde el 4-0 del Barça ante el Manchester City, el brasileño no se ha reencontrado con la portería.

Las salidas más sonadas

Este declive sobre el verde se acentúa cuando se tiene en cuenta su comportamiento de puertas para fuera. El futbolista es un personaje muy polémico; está en el foco mediático por sus continuadas fiestas y sus provocaciones fuera de lugar.

Así pues, a su bajo rendimiento se le suma el malestar del club por los continuados rumores acerca sus sonadas salidas nocturnas. Alerta.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad