Leo Messi | EFE

¡Muy fuerte! No quiere hundirse con Messi en el Barça ¡y prefiere irse con Zidane al Real Madrid!

stop

El crack que no quiere saber nada de los culés y ya se deja querer por Florentino Pérez

07 de noviembre de 2019 (12:09 CET)

Lo que se está viendo esta temporada del FC Barcelona es una señal alarmante de un declive inevitable. Cada vez queda menos del equipo que deslumbró al mundo durante los primeros años de esta década y de los destellos que ofrecía el equipo cuando Luis Enrique dirigía al equipo culé. No fueron muchos, peros suficientes para mantener viva la ilusión de la parroquia culé. Detalles de los que esta temporada no se está viendo ni rastro.

Y sí, los catalanes andan líderes de las dos competiciones que disputa. Pero el juego que ofrece el equipo deja muchísimo que desear.

Valverde, al borde del naufragio

Ernesto Valverde es incapaz de intervenir en esta caída libre. No logra enderezar el rumbo de un equipo que parece condenado al fracaso. Lo de Roma y Liverpool puede ser solo el principio.

Origi Liverpool

El entrenador extremeño no impone disciplina en el equipo. Y la mano blanda del míster está influyendo de forma preocupante en la plantilla. No es capaz de transmitir coraje y motivación a los cracks. Y el que vaya soltando afirmaciones en las ruedas de prensa como que “vamos a preocuparnos, pero no mucho” o “nunca me ha preocupado especialmente la preparación física no ayudan en absoluto.

Los incendios se propagan en el vestuario del Barça

Y tampoco es que los jugadores no están poniendo de su parte. A los futbolistas se les ve desconectados. Parece que les sobren los partidos. El equipo se ha convertido en un grupo perezoso, sin hambre de títulos, pensando en cumplir el curriculum y poco más.

Además, se respiran ciertas rencillas entre algunos miembros del conjunto catalán. Empezando con la marginación que está sufriendo Antoine Griezmann, al que los pesos pesados nunca han mirado con buenos ojos, y que va como loco por salir, tl y como apuntó Diario Gol. No le perdonan el rechazo al vestuario culé del francés el curso pasado, cuando descartó al Barça para quedarse en el Atlético de Madrid mediante el documental La Decisión. Un documento en el que, por cierto, también estaba metido Gerard Piqué.  Algo de lo que parece que los pesos pesados se hayan olvidado.

Plantilla rota

Pero hay más. Las tensiones empiezan a aparecer también entre los pesos pesados del equipo. El “tenemos que hablar” de Marc-André ter Stegen sentó muy mal en el núcleo duro del vestuario. A jugadores como Leo Messi, Luis Suárez o Gerard Piqué no les gustó que se les señalara ante la prensa.

Pero entre los pesos pesados las cosas tampoco están para tirar cohetes. El que no ofrezcan un discurso en la misma línea denota muchas cosas. Y es que mientras Piqué sale a dar una opinión ante los medios, días después Messi suelta aquello de que “Piqué va a su bola”. No hay mensaje motivador de grupo. Directamente no hay mensaje conjunto. Y todo apunta a un muy mal final.

De hecho, no hace falta más que mirar las opiniones de los aficionados en las redes sociales. Los hay que prefieren que el Barça pierda contra el Celta de Vigo el próximo fin de semana si eso sirve para que salte todo por los aires. Y es que a este Barça le hace falta  un reinicio urgente.

Peor gestión, imposible

La planificación de los últimos años ha sido nefasta. De fichar titulares absolutos con Andoni Zubizarreta como  Luis Suárez, Ivan Rakitic o Ter Stegen, se ha pasado a la gestión de  Robert Fernández y Eric Abidal y sus fichajes que no dejan de generar dudas, como Semedo, Phillippe Coutinho u Ousmane Dembélé. Como diría aquel, fichajes de la portera de Nuñez, que se contrata más por nombre que por cualidades y necesidades.

Un Dembélé al que, además, el Barça priorizó a Kylian Mabppé en verano de 2017. Tras la salida de Neymar, los responsables culés tuvieron los nombres de los dos cracks sobre la mesa, en lo que desembocó en la peor decisión de los blaugrana en los últimos años. Ahora el francés del Paris Saint-Germain ya conversa con el Real Madrid. Mbappé ya no quiere saber nada del Barça, un club que ve que se hunde inevitablemente.

 

Mbappé pasa del Barça

El delantero galo prefiere ir a un Real Madrid que no ha empezado la temporada, pero que poco a poco va encontrando el camino. Los blancos empiezan a dejar atrás el bache tras la salida de Cristiano Ronaldo.

Todavía faltan salidas y entradas en el Santiago Bernabéu, pero la regeneración ha empezado. Y más viendo irrupciones como la de Rodrygo Goes, que este miércoles firmó su primer hat trick en la Champions League.

Fabián también niega a los culés

Y Mbappé no es el único. El ex del Betis Fabián Ruiz, ahora en el Nápoles, fue tanteado por el Barça, por el que el centrocampista se dejó querer. Pero si algo tiene claro el internacional español es que hoy por hoy no quiere escuchar ninguna oferta del Barça.

Fabián Ruiz

Fabián prefiere avanzar conversaciones con el Madrid, donde considera que tendrá un futuro con unos éxitos que en el equipo blaugrana no le pueden garantizar. Mucho ojo a la tendencia que se está produciendo entre los futuribles del Barça, que mientras estén Messi, Suárez y compañía no quieren saber nada de la ciudad condal. No quieren pasar lo que está sufriendo Griezmann y menos en un proyecto casi fracasado y que se va a pique.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad