Mourinho sienta al Barça en la mesa de negociación 

stop

La perla azulgrana más demandada en Europa

Mourinho destripa a un crack del Barça: no lo quiere en el United ni a mitad de precio

24 de noviembre de 2016 (20:13 CET)

Entre la espada y la pared. José Mourinho no se anda con tonterías. El técnico luso no está dejando las sensaciones esperadas en el banquillo del Manchester United, por lo que ya busca refuerzos de cara a la próxima ventana de compras.

La idea de Mou es hacer aterrizar a perlas a Old Trafford para darle la vuelta a la situación; el portugués ha mejora su situación respecto al inicio de campaña, aunque la irregularidad sobrevuela el equipo inglés.

Por ello, el luso ya tiene a sus perlas anotadas en la agenda de los red devils. Según aseguran varios medios de Manchester, uno de los objetivos que suenan sobre la mesa del United es Carles Aleñá.

La joven revelación del filial azulgrana es el nuevo capricho de Mourinho. Por ello, parece que los hilos ya se mueven desde el otro lado del charco para lanzar una ofensiva por el joven jugador.

Se ponen las pilas

Ante esta situación, el Barça no quiere dejar escapar a una perla como Aleñá. Por ello, tal como desvela Sport, el club catalán ya está negociando con el futbolista de 18 años su renovación.

En principio, la joya de la cantera acaba el contrato en junio de 2017, aunque la idea de los barcelonistas es ampliarle su contrato cuanto antes.

Y es que aunque tiene ficha con el juvenil, Aleñá ya es una pieza clave para el Barça B y también es tenido en cuenta para Luis Enrique que ha contado con él para ciertos encuentros esta temporada.

Este gran crecimiento y proyección de Carles, ha provocado que grandes equipos de Europa, como es el caso del United, se interesen por el jugador.

Por su parte, el Barça no quiere perderlo de vista, ya que confían en el potencial y el talento de su nueva joya. Por ello, parece que la renovación del este joven será tratada de manera excepcional en los despachos del Camp Nou.

El club azulgrana no quiere dejar escapar a su joya de la corona, por lo que ya le atan en corto.