Motín en el vestuario del Barça

stop

Malestar en la plantilla azulgrana por algunos asuntos pendientes que preocupan a Luis Enrique

Luis Enrique y Unzué

21 de julio de 2016 (10:17 CET)

El FC Barcelona ha vuelto al trabajo con mucha ilusión, pero también con muchos asuntos pendientes y algunos problemas internos. Con mucha tensión en la Ciudad Deportiva Joan Gamper. Con un intento de motín por el futuro incierto de Montoya y Tello. Los dos jugadores, que no entran en los planes de Luis Enrique y estaban citados para el 8 de agosto, se presentaron el miércoles en Sant Joan Despí, donde se vivieron algunas escenas inesperadas.

Los empleados del club no sabían qué hacer cuando vieron a Montoya y Tello, que se presentaron en la Ciudad Deportiva tras consultar su situación con la AFE. Los dos accedieron a las instalaciones y se vistieron de corto, para sorpresa de Luis Enrique, que aceptó el desafío aunque el técnico comunicó a personas de su confianza y del club que no permitirá que Montoya y Tello viajen con la plantilla al stage de la próxima semana en Inglaterra.

Luis Enrique no quiere saber nada de Montoya y Tello. No cuenta con ellos para esta temporada, aunque ambos tienen contrato con el Barça. El futuro de ambos es incierto, aunque todo parece indicar que el delantero podría fichar por algún club de la Premier a cambio de unos cinco millones de euros. La Fiorentina quiere prorrogar la cesión de la pasada temporada, pero el Barcelona quiere hacer caja.

Los dos jugadores se presentaron en las instalaciones del Barça como medida de presión para que el club les dé la carta de libertad. Luis Enrique no les dará bola en las próximas semanas y especialmente tensa es su relación con Montoya, con quien no se habla. El defensa ha pasado de ser una de las grandes promesas de la cantera a un problema para el Barcelona y especialmente frustrante fue su breve estancia en el Inter de Milán.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad