Mofas en el vestuario del Barça con Aleix Vidal

stop

Algunos pesos pesados del vestuario vacilan al futbolista que menos cuenta para Luis Enrique

Aleix Vidal, solitario en un entrenamiento del Barça | EFE

28 de octubre de 2016 (20:18 CET)

Bromas pesadas en el vestuario del FC Barcelona. Una víctima: Aleix Vidal. El futbolista apartado de la plantilla por Luis Enrique Martínez, fuera de ocho de las últimas nueve convocatorias, fue objeto de burlas este jueves en la entrega de los coches Audi para la próxima temporada. El lateral derecho sufrió las vaciladas de Gerard Piqué y Jordi Alba, dos jugadores que le han perjudicado bastante desde que aterrizó en el Barcelona.

Cuando llamaron a Vidal para que fuese a recoger el Audi que había seleccionado, empzaron las bromas. "A este, cualquier cosa", decía Alba con sorna. La presentadora del evento se lo tomaba con cierto humor, y dijo "hombre, un todoterreno no está mal". Entonces se soltó Piqué por detrás con más bromas de las suyas: "Todoterreno no ¿eh Aleix?, todoterreno no".

El de Puigpelat, tímido, no sabía donde meterse. Trató de hacer caso omiso a las bromas y se montó al coche para largarse de allí. Curiosamente, Piqué fue responsable de los primeros lío de Vidal con Luis Enrique a raíz de unas declaraciones que hizo a través de Periscope sobre el tiempo que pasaba en el banquillo.

Con Jordi Alba también protagonizó un incidente, cuando ambos se quedaron jugando después de un entrenamiento a encestar balones y Vidal se lesionó. Justo ocurrió antes de un partido en que iba a ser titular. Luis Enrique, cuando supo que se había lastimado haciendo el tonto le puso la cruz.