“Mira cómo va…” Pique calla. Pero la rúa del Barça termina en bronca | EFE

“Mira cómo va…” Pique calla. Pero la rúa del Barça termina en bronca (“Que le quiten la cerveza” o “es un espectáculo lamentable”)

stop

Un crack culé no supo controlar su euforia y montó el lío

01 de mayo de 2018 (10:35 CET)

Todo transcurrió con normalidad. La rúa que realizó el primer equipo de fútbol del FC Barcelona por las calles de la ciudad condal fue como la seda. No se produjo ningún incidente entre los que salieron a la calle a ver a los campeones, mientras que el autobús con los jugadores pudo hacer su recorrido con normalidad y dentro del tiempo previsto.

Miles de aficionados no fallaron a la cita e invadieron los lugares de la capital catalana por donde iban a pasar los campeones de Liga y Copa, mientras en muchos balcones no cabía ni un alfiler. Nadie se quería perder la fiesta.

Celebración a lo grande por Barcelona

Pero algo de lo que estaba ocurriendo en lo alto del vehículo llamó y mucho la atención de los aficionados. “Mira cómo va…”, se escuchaba entre la marea culé, respecto a que muchos de los futbolistas llevaba una cerveza en la mano y se la iban tirando por encima.

Un detalle muy criticado en las redes sociales en una época en la que el deporte intenta vivir alejado del alcohol, el tabaco y otras costumbres cuestionables.

La situación incluso provocó un momento de alta tensión. Ocurrió cuando el autobús se acercaba al final del recorrido.

Samuel Umtiti se pasa de la raya

Samuel Umtiti rua

Samuel Umtiti fue uno de los más animados durante las dos horas que duró la rúa y hubo un momento en el que se descontroló.  El central quiso compartir con los que andaban fuera del autobús el ‘curioso’ juego de tirarse la cerveza por encima y remojó a una periodista de la cadena COPE.

Una mala idea que mosqueó a muchos de los presentes. La comunicadora incluso fue a pedir explicaciones a los responsables sobre lo ocurrido, mientras el camerunés se reía a carcajadas desde lo alto del autobús.

Toque de atención a Umtiti

“Que le quiten la cerveza”, pedían algunos, mientras otros aseguraban que estaba siendo un “espectáculo lamentable”.

Algunos miembros del staff incluso llamaron la atención al defensa y le pidieron que controlara su alegría. Saben que las cámaras lo captan todo y que el asunto se les podría ir de las manos. Y no estaban equivocados. No te pierdas el vídeo de As en el que se puede ver perfectamente lo contento que estaba el jugador.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad