Florentino Pérez avisa de una venta inesperada en el Barça que estallará en 48 horas | EFE

Milagro en el Barça: el jugador en la lista negra de Messi con un ofertón

stop

A uno de los descartes le sale un pretendiente

19 de agosto de 2017 (14:42 CET)

Descartado. André Gomes es uno de los jugadores a los que desde el FC Barcelona se muestra más a menudo a la puerta de salida. Y es que son varios los que quieren perder de vista al portugués.

Algunos miembros de la directiva consideran que se equivocaron con su fichaje, mientras que algunos pesos pesados del vestuario apuntan que el portugués no ha sabido adaptarse al equipo en el año que lleva en el Camp Nou.

Tampoco es el jugador que quiere el técnico, Ernesto Valverde, para el centro del campo. Luis Enrique apenas contó con él y con el Txingurri todo apunta a que volverá a pasar muchos minutos en el banquillo culé.

Inversión arriesgada

Desde el Camp Nou más de uno lo vendería con los ojos cerrados, aunque no lo quieren dejar salir a cualquier precio. Los responsables no quieren perder dinero con un jugador que le costó a los blaugrana nada menos que 35 millones de euros.

Y no son muchos los clubes dispuestos a pagar una cantidad similar. De hecho, en junio Catalunya Ràdio aseguró que en la ciudad condal habían rechazado una oferta por el valor que le costó a Josep Maria Bartomeu.

Solución temporal

Sin embargo, en las últimas horas le habría surgido al Barça un salvoconducto en el asunto del portugués. Según apunta Tuttosport, la Juventus de Turín, que ya estuvo interesada en el centrocampista el año pasado, habría realizado una oferta por el azulgrana, pero en calidad de cedido.

Los italianos acaban de fichar a Matuidi para la medular, pero asegura el medio que en el club transalpino quieren darle más opciones a Massimiliano Allegri para una temporada en la que quieren luchar por su séptimo Scudetto consecutivo y por una Champions League que hace años que se le resiste.

Una operación que no verían con malos ojos en la entidad culé. El Barça mantendría los derechos del jugador, mientras que Turín parece un buen escaparate donde aumentar su caché de cara a una posible venta el próximo verano. Además, le ahorrarían un problema al técnico y tendrían contentos a algunos pesos pesados del vestuario. Jugada redonda.