Messi tomó el mando del Barça en la madrugada de la derrota en Vigo

stop

El delantero argentino pasó al ataque después del 4-3 contra el Celta

Jugadores del Real Madrid calientan a Messi con un último menosprecio

04 de octubre de 2016 (10:29 CET)

Leo Messi sufre horrores cuando no juega al fútbol. Y si encima pierde el Barça, mucho más. El domingo por la noche, el astro argentino estaba abatido y tuvo un gesto que agradecieron sus compañeros. Tocados por la derrota, recibieron un mensaje de ánimo de Messi.

Messi ejerció de líder en la sombra. En un momento muy delicado, el delantero internacional se mostró muy afectuoso y desdramatizó la derrota en Vigo. Según ha podido saber Diario Gol, el futbolista mostró su convencimiento de que el equipo lo puede ganar todo en la actual temporada. La Copa del Rey, la Champions y, por supuesto, la Liga.

Vigo es una plaza difícil para el Barça de Luis Enrique. La pasada temporada ya encajó cuatro goles y el equipo ganó la Liga y la Copa. Ahora toca reaccionar inmediatamente y Messi espera poder jugar unos minutos contra el Deportivo en el Camp Nou.

Messi quiere pasar página a su lesión y a los problemas del Barça. En Vigo, su amigo Luis Suárez no tuvo un buen día. Tampoco estuvo demasiado inspirado Neymar. Luis Enrique espera y necesita la mejor versión del tridente y el argentino quiere regresar con una actuación estelar. Está picado y muy motivado para levantar a un Barça que se ha caído muchas veces en apenas un mes. Messi está comprometido al cien por cien.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad