Messi toma el control del Barça: el plan para quitarle la Liga al Real Madrid de Zidane (y a Luis Enrique el mando)

stop

Los pesos pesados alzan la voz en el vestuario barcelonista

Leo Messi alza la voz en el vestuario del Barça | EFE

13 de marzo de 2017 (18:50 CET)

No bajan los brazos. El pasado domingo, el FC Barcelona sufrió un batacazo mayúsculo ante el Deportivo. En Riazor, la euforia de la remontada épica quedó en papel mojado y los azulgranas no pudieron pasar del empate. La resaca les jugó una mala pasada.

Sin Neymar en la convocatoria, los barcelonistas dejaron escapar tres puntos de oro. Los fallos defensivos y la falta de gol les castigaron. Tanto la garra como la versión mostrada el miércoles en el Camp Nou brillaron por su ausencia. La reacción no llegó.

Como era de esperar, el Real Madrid aprovechó este desliz de los culés. Los hombres de Zinedine Zidane sacaron tajada e hicieron buena la derrota del Barça en A Coruña.

Sergio Ramos les entregó en bandeja el liderato. Con un partido menos, los blancos son líderes con dos puntos de ventaja sobre los catalanes.

No tiran la toalla

Con este telón de fondo, la reacción de los barcelonistas no ha tardado en llegar. La racha sin caer del Barça acabó el pasado domingo. Tras 19 partidos en la Liga, los culés tropezaron.

Ahora bien, la sensación unánime de los pesos pesados de la plantilla es clara: aún pueden ganar la competición liguera. Si el equipo muestra su mejor versión, que el miércoles demostraron que sigue viva, pueden salir victoriosos a final de año.

Los 'capos', con Leo Messi como abanderado, están convencidos que si ganan el Clásico en el Santiago Bernabéu, la Liga será azulgrana.  Según afirman voces barcelonistas, la opinión que defiende que el Madrid no ganará todas las jornadas es firme.

Los de Zidane ya perdieron el primer comodín, ante el Valencia, por lo que ante el Celta de Vigo los tres puntos pueden peligrar.

Por ello, los pesos pesados culés están seguros de que hay liga. Las cuentas salen, pero es imprescindible ganar en el feudo madridista. Esperan ansiosos el próximo tropiezo blanco.

La pulla a Luis Enrique

Esta mentalidad ya ha sido transmitida a los responsables barcelonistas. La falta de actitud y de reacción no volverá a acechar al Barça. El equipo ha reaccionado.

Sin embargo, piden que no haya más pruebas ni más rotaciones. Ante el Depo, Lucho introdujo hasta cinco cambios respecto al conjunto que abanderó la remontada.

La cantada de Neymar, borrándose de la convocatoria, sigue haciendo estragos. Arda Turan no es Ney. Y es que el brasileño está en un estado de forma espectacular; el Barça no puede permitirse dejarlo fuera.

Por otro lado, André Gomes y Denis Suárez no van. Andrés Iniesta e Ivan Rakitic son claves en este tramo final de temporada. No más inventos. El Barça titular es capaz de todo.