Messi tira de la manta con la lesión de Dembelé en el Barça | EFE

Messi tira de la manta con la lesión de Dembelé en el Barça

stop

El francés puede no volver al equipo hasta 2018

17 de septiembre de 2017 (15:18 CET)

Ousmane Dembelé estará de baja hasta 2018. El jugador barcelonista se retiró lesionado en el minuto 25 del partido ante el Getafe  y hoy se ha confirmado la gravedad de su percance.

Las pruebas realizadas por el FC Barcelona han confirmado que se ha producido “una rotura del tendón del bíceps femoral de la pierna izquierda”. Los pronósticos más optimistas le aseguran tres meses y medio de baja.

Dembelé se someterá a una operación quirúrgica en Finlandia y se pierde un tercio de la temporada. A su vuelta, tendrá que recuperar sensaciones y adaptarse al equipo en un momento que puede ser crucial para el devenir azulgrana.

La noticia ha saltado como una bomba en Can Barça y las reacciones no se han hecho esperar. Dembelé había entrado con buen pie en el vestuario culé y sus compañeros han hecho llegar sus mensajes de ánimo al galo.

Los pesos pesados del vestuario con Messi a la cabeza, no obstante, no han dudado en señalar a la directiva por un nuevo contratiempo provocado por una mala planificación deportiva e institucional.

Ha acusado la mala gestión

Dembelé llegó para suplir una salida que muchos en Barcelona sabían que acabaría ocurriendo. La ceguera de la junta directiva ante la inminente marcha de Neymar provocó las prisas en la búsqueda de un sustituto. El Barça ha pagado un sobreprecio pero Dembelé también está sufriendo las consecuencias.

Mientras se fraguaba la operación entre Barça y Borussia Dortmund, el extremo francés se mantuvo apartado del equipo. No ha realizado una pretemporada en condiciones y Ernesto Valverde le ha dado minutos tan pronto como ha estado disponible.

La carga de trabajo específica que se diseñó para que Dembelé cogiera masa muscular y el sprint en su preparación física han podido pasar factura. Un taconazo ha provocado que sea baja hasta enero.

Hasta que se recupere, Messi seguirá ocupando la punta de ataque junto a Luis Suárez y Valverde tendrá que decidir si apuesta por un 4-4-2 con Sergi Roberto o da la oportunidad a Gerard Deulofeu en la posición  de Dembelé. Paco Alcácer, defenestrado por el Txingurri, volverá a ocupar el banquillo tras no ir convocado en el último partido.

El diez azulgrana tendrá que volver a tirar del carro pero no puede evitar mostrar su malestar con la directiva. Una planificación pausada habría evitado las prisas con Dembelé. La presión que sufrirá en su vuelta no le ayudará, y tampoco al Barça

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad