Messi tiene una 'sorpresita' para el Barça

stop

El crack argentino ha preparado una suculenta carta a los Reyes Magos

Leo Messi resopla en el banquillo del Barça | EFE

29 de noviembre de 2016 (21:41 CET)

Lionel Messi piensa siempre en clave Barça. Su futuro pasa por seguir en Barcelona, viviendo en su recientemente reformada (y lujosa) finca de Castelldefels junto a su mujer, hijos y perro.

El astro argentino está feliz en un barrio residencial tranquilo, en familia, con la cancha de fútbol que se mandó construir en el jardín y su buen amigo Luis Suárez como vecino.

Sin embargo, en el Barça de Luis Enrique tiene un problema: hay muchas veces que no se divierte. El carácter autoritario del técnico es agotador y sus decisiones, difíciles de explicar.

Luis Enrique, con sus formas, no ayuda a que Messi quiera seguir en el Barça. Sus constantes experimentos y fichajes fallidos molestan al argentino.

El currículo de líos con Messi en el Barça

Son de sobra conocidos los problemas que tuvo el crack con Pep Guardiola en 2012, cuando apostaba por Isaac Cuenca y Cristian Tello para partidos importantes en lugar de pesos pesados.

Posteriormente, chocó con los métodos desfasados en el tiempo del Tata Martino y con una endeblez que llevó a perder una Liga en el Camp Nou contra el Atlético de Madrid.

Esta situación, posteriormente, se trasladó a la selección argentina, donde Martino fue despedido a pesar de trabajar para que Messi se sintiera a gusto. Leo lo exigió.

Más tarde, los problemas surgieron con el propio Luis Enrique. La víspera de Reyes de 2015, el desastre de Anoeta con Messi en el banquillo... y una discusión escasos días antes en un entrenamiento.

Ofertas millonarias

Discreparon, se mandaron a freír espárragos –por decirlo finamente– y Lucho sudó la gota gorda para mantener su autoridad. La cosa se recondujo, pero cuesta que fluya con naturalidad.

Por todo esto, y esa obsesión por jugadores como André Gomes y Paco Alcácer, Messi no descarta marchar del Barça. Con los años, está cansado de aguantar tonterías.

Y en otros clubes le ofrecen mucho más dinero. El PSG, con Patrick Kluivert como director deportivo, estaría dispuesto a cubrirlo de oro. También los dos colosos de Manchester.

Prima de renovación y 60 millones

Es por ello que Messi pedirá una millonada para renovar. Una cifra astronómica que Jorge Messi se encargará de poner sobre la mesa de Josep María Bartomeu.

Se habla de que Neymar se llevó una prima de renovación de 50 millones de euros y que Messi no se conformará con menos. Además de un contrato que podría rondar los 60 millones brutos.

Esa es la 'sorpresita' que Messi y su padre le preparan al Barça. La primera petición de una larga y suculenta carta a los Reyes Magos.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad