Leo Messi | EFE

“Messi tiene un problema muy grave”. Y Florentino Pérez lo cuenta en el Real Madrid

stop

El argentino está en el punto de mira en el Barça

26 de septiembre de 2019 (10:50 CET)

La noche de este martes no pudo empezar mejor para el FC Barcelona. El Camp Nou recibió a Leo Messi como nuevo The Best, que ofreció el título a los aficionados. Todo ello en la previa de un partido en el que la parroquia culé tenía puestas muchas esperanzas.

El escenario no podía ser más perfecto para que el equipo cosechara una victoria que calmara los ánimos caldeados que se respiran en la ciudad condal con el conjunto culé.

Y sí, los blaugrana ganaron el choque, pero la velada terminó muy diferente a como empezó. Y los nervios en la capital catalana se han multiplicado.

El mejor inicio posible

Las cosas se pusieron de cara para los de Ernesto Valverde en el minuto 6, con el gol de cabeza de Antoine Griezmann tras un centro de córner de Messi. Un tanto que, además, sirvió para ver el primer abrazo entre ambos cracks. Y es que se ha hablado mucho acerca de la distancia entre los dos delanteros desde la llegada del ex colchonero. Se comenta que Leo y los pesos pesados no querían al galo. Consideran que fue un desprecio el documental La Decisión. Y le culpan de la no llegada de Neymar. Si el Barça no hubiera contratado a Griezmann, hubiera podido acometer la operación del brasileño.

Una animadversión que, por lo que se vio, parece que empieza a suavizarse, después de que se fundieran en un abrazo.

Mejor pintaba el panorama con el golazo de Arthur. El carioca anotó un tanto espectacular con un disparo lejano. El choque parecía encarrilado. Pero nada más lejos de la realidad. A partir de ahí empezaron a torcerse las cosas.

El Barça se viene abajo

El run run empezó a circular en el Camp Nou cuando Messi empezó a tocarse el muslo y se retiró a la banda para recibir un masaje. El argentino volvió y participó en un par de jugadas.

Leo Messi se lesiona en el Barça-Villarreal | EFE

Pero tras el descanso el de Rosario ya no saltó al césped.  Y la preocupación con el The Best se ha instalado en can Barça. Además, el equipo terminó casi pidiendo la hora.

Preocupación con Messi en el Barça

Es la segunda lesión que Messi sufre esta temporada. Y ha llegado una detrás de la otra. Además, la dolencia en este caso se ha dado en el aductor de la pierna izquierda, mientras que la anterior fue en el sóleo de la pierna derecha, lo que ha desatado todavía más las alarmas en el entorno culé. Se ser en la misma zona, podría considerarse una recaída como cualquier otra.

Pero que sea una lesión diferente apunta a que el problema del rosarino empieza a ser de su físico en general. “Messi tiene un problema muy grave”, temen algunos en el club. Y no solo lo ven en la ciudad condal. Hasta Florentino Pérez se ha dado de la preocupación con el crack en el Barça.

Messi paga un verano muy largo

No es ningún secreto que Messi se ha pasado casi todo el verano en el dique seco. Ya en la vuelta de las semifinales de la Champions League y en la final de la Copa del Rey se le vio muy bajo de forma. Y también en la Copa América, que terminó de disputar el 2 de julio, en el que fue el último partido de Leo hasta su regreso contra el Borussia Dortmund.

Tras aquel partido contra Brasil, Leo empezó unas vacaciones que alargó hasta el 5 de agosto, cuando volvió a la disciplina culé. Pero en la primera sesión cayó lesionado en el sóleo, en una baja que se fue alargando hasta después del parón por selecciones.

Leo Messi | EFE

Así, en total, Messi sumó 79 días sin jugar y casi sin entrenar. Algo que ha pesado mucho en la vuelta del argentino.

Messi vuelve a medio gas

Leo disputó media hora contra el Borussia, 45 minutos ante el Granada y otros 45 contra el Villarreal, en unas actuaciones en las que apenas aportó nada al equipo. Y con la nueva lesión, difícilmente llegará al partido contra el Real Madrid que se disputa a finales de octubre en buenas condiciones físicas. Si todo va bien podrá jugar, pero serán casi 100 días los que habrá estado de baja desde el pasado 2 de julio.

Calendario complicado

De momento se sabe que se perderá el choque ante el Getafe del próximo fin de semana. Y difícilmente llegará al partido contra el Inter de Milán de la segunda jornada de la fase de grupos de la Champions. Y ojo, porque luego viene el Sevilla.

Después hay parón por selecciones y Messi podrá centrarse en su recuperación sin la presión de que los partidos van pasando, pero veremos en qué condiciones está cuando toque viajar a Éibar a mediados de octubre.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad