Messi| EFE

Messi tiene el enemigo en casa: cena secreta (y ojo a los nombres) en el Barça

stop

El argentino se lo ha ganado a pulso

05 de septiembre de 2019 (18:30 CET)

La insistencia de Leo Messi en el fichaje de Neymar le ha costado caro en el vestuario. Actualmente la plantilla está partida en dos clanes, los que querían la incorporación del crack brasileño del Paris Saint Germain y los que estuvieron en la lista de posibles trueques por Neymar.

Entre los perjudicados hay bastantes nombres importantes como Ousmane Dembelé, Ivan Rakitic, Samuel Umtiti, Jean Clair Todibo, Arthur Melo o Nelson Semedo, todos ellos jugadores que habían sido aprobados por Leo Messi para que entraran en la operación.

Y claro, eso al final le iba a pasar factura al crack argentino si Neymar no acababa llegando al FC Barcelona como ha acabado ocurriendo. Algo que ha provocado que Messi se haya quedado aislado con otros pesos pesados de la plantilla como Luis Suárez o Gerard Piqué.

El caso Griezmann

El otro foco de conflicto ha sido la llegada de Antoine Griezmann. El cual provocó un cisma en el clan que tiene Messi en el vestuario del Barça, ya que suponía una complicación evidente al fichaje de Neymar y además aceptar que iban a traer un jugador que estaba vetado por Messi por el plantón que había dado el año pasado al club azulgrana.

Sin embargo, Josep Maria Bartomeu quiso demostrarm que el presidente del club manda más que el mejor jugador en el Barça y lo trajo provocando el enfado evidente de Messi en el trofeo Joan Gamper.

Antoine Griezmann | EFE

La cena secreta

Antoine Griezmann, antes de irse con la selección, convocó una cena en su casa con el clan francés que conforman en el vestuario del Barça los Jean Clair Todibo, Samuel Umtiti, Ousmane Dembelé y Clement Lenglet.

Todos ellos con motivos para estar en contra de Leo Messi, y parece que el más callado de ellos, Lenglet, aprovechó para preparar lo que hoy fueron unas declaraciones explosivas avisando que estaban aliviados porque ya se acabó el culebrón Neymar.

Hay una bomba en el vestuario del Barça y parece que no tardará en estallar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad