Leo Messi | EFE

Messi tapa un lío en el Barça-Espanyol peor que el de Isco (y Marco Asensio) en el Real Madrid (y no va de Dembélé)

stop

Los culés se llevan los tres puntos de Cornellà-El Prat (0-4)

08 de diciembre de 2018 (22:39 CET)

El FC Barcelona se levó los tres puntos de Cornellà-El Prat tras vencer al Espanyol (0-4) en el derbi catalán correspondiente a la 15ª jornada de Liga. Con este resultado los culés aumentan en un punto la distancia frente a su inmediato perseguidor, el Sevilla, y deja a los sevillanos a tres puntos, los mismos que al Atlético de Madrid.

Ernesto Valverde optó por algunas rotaciones para el derbi de la ciudad condal. Dio la titularidad a Ousmane Dembelé en la línea de ataque. Philippe Coutinho se quedó en el banquillo y fue el francés el que acompañó a Leo Messi y Luis Suárez. La medular la formaron Arturo Vidal, Ivan Rakitic y Sergio Busquets. En la retaguardia Nelson Semedo ocupó el lateral derecho, acompañado de Piqué, Lenglet y Jordi Alba.

Ninguno de los dos equipos mostró demasiadas intenciones en los primeros minutos del partido. Sendos conjuntos catalanes estuvieron especulando en el inicio del choque.

Aparece Leo Messi

Pero poco a poco los culés fueron tomando la iniciativa y se produjo lo inevitable. Messi agarró un balón en la zona de tres cuartos y en el sprint hacia el área sacó una falta en la frontal de esas que tanto le gustan al de Rosario. Y no falló. Diego López no pudo hacer nada para evitar el primer gol.

Barca celebra

Doce minutos después fue Dembelé el que puso tierra de por medio con un disparo con rosca en el interior del área.

Los pericos se fueron viniendo abajo y antes del descanso Luis Suárez dejaba el partido prácticamente visto para sentencia anotando el 0-3.

Messi decide el partido

En el segundo tiempo, en vistas de que el Espanyol no aumentaba la intensidad, el Barça quitó el pie del acelerador. Pero no lo hacía Messi cuando olía el gol. Así, en el 65’, el argentino ponía el cuarto en el marcador.

Llegó entonces el turno de los cambios y entró Phillippe Coutinho, en sustitución de Dembélé. Más tarde fue el turno de Munir, que entró en el campo en el lugar de Suárez. El tercer cambio fue un premio para Denis Suárez, después de haber firmado un muy buen partido contra la Cultural el pasado miércoles, con tanto incluido. El canterano entró por Rakitic.

En el tiempo de descuento, dos sustos. Uno fue un acercamiento del Espanyol, que terminó en nada. El otro lo dio Arturo Vidal, que sufrió un pisotón de Lenglet. Pero nada que moviera el marcador.

Sin embargo, al margen del resultado y de la nueva exhibición de Leo Messi, la noticia destacable no estuvo en el terreno de juego, sino en el banquillo. La cara de Phillippe Coutinho en Cornellà El Prat fue para enmarcar. Un cuadro. Con poema incluido.

Phillippe Coutinho, el otro protagonista

El brasileño firmó un partido mediocre contra el Villarreal. Impropio de un jugador que ha costado 160 millones de euros. Y ya llevaba partidos sin marcar esas diferencias que se le presuponen. El brasileño está out.

Fue el señalado contra el Submarino Amarillo y lo ha vuelto a ser contra el Espanyol. Y eso que descansó en la Copa del Rey contra la Cultural Leonesa.

Dembélé, en alza

Y ojo, porque en el club otros como Dembélé empiezan a tener otros aliados. Eric Abidal apuesta por el francés, y no se peleará con Valverde para que Coutinho sea el titular. El tridente por el que apostaba Messi se va a pique.

Además, en la secretaría técnica ya trabajan en la incorporación de un delantero que presione a Luis Suárez, lo que todavía limitará más las opciones de Coutinho en la delantera.

Coutinho se queda sin sitio

Philippe Coutinho | EFE

Y en el centro tampoco tendrá sitio. En el club también piensan apuntalar la medular para relevar a Ivan Rakitic.

Un asunto que puede desembocar en una guerra civil en el vestuario culé peor que la de Isco Alarcón en el Real Madrid.

Coutinho, a punto de estallar

Coutinho no ha venido a ser suplente. Ni tampoco un revulsivo ni nada por el estilo. El carioca ha llegado para ser titular, y no aguantará una situación que le tenga en el banquillo.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad