El Barça visita el Benito Villamarín en busca de los tres puntos | EFE

Messi suelta una bomba de Dembelé que arrasa en el Barça-Levante

stop

El segundo fichaje más caro de la historia del Barça volvió a la titularidad cuatro meses después

07 de enero de 2018 (18:31 CET)

Bomba en el Camp Nou. Tras casi cuatro meses en dique seco, Ousmane Dembelé regresó al once titular del FC Barcelona.

Frente al Levante (3-0), el delantero francés dejó muestras de lo que puede llegar a ser. Pero también muchas evidencias de lo mucho que le queda para alcanzar ese objetivo.

Ha sido el fichaje más caro de la historia del Barça145 millones (105+40)– durante algunos meses. Hasta que este sábado se hizo oficial la contratación de Philippe Coutinho: 160 millones (120+40).

Precisamente el brasileño es la gran amenaza para quitar minutos a Dembelé en Liga. A partir de ahora, Ernesto Valverde tendrá un abanico de soluciones muy suculento.

Sin embargo, las preferencias tanto de Messi como de Luis Suárez están muy claras: Coutinho debe jugar. El brasileño será un híbrido entre lo que era Neymar y lo que es Iniesta.

Si bien la confianza de Messi y Suárez en Coutinho es bastante ciega, como lo era con Paulinho, genera muchas más dudas Dembelé. Su adaptación será muy paulatina.

Dembelé se lo tiene que ganar

Los veteranos del equipo le están dando cariño y confianza, pero no han tardado en darse cuenta de que no termina de ser el perfil Barça. Y de que, probablemente, no cuesta 145 millones de euros.

Dembelé es un velocista, un atacante voraz, pero no es un virtuoso. Su técnica es correcta, para nada brillante, y su golpeo de balón tampoco enamora. Pocos goles se esperan de él.

dembele levante

Lo que Messi y Suárez quieren de Dembelé es que combine en espacios pequeños y abra el campo. Pero de momento, solo se le ve buscar la acción individual.

Paulinho y Coutinho, sus rivales

Contra el Levante no hizo un mal partido, pero perdió varios balones. Se chocó en numerosas ocasiones y transmite una extraña sensación de jugador despistado.

El recado de Messi es evidente: o espabila o lo tendrá muy caro para tener minutos. Especialmente viendo la sintonía del argentino con Paulinho, que volvió a marcar.

El medio brasileño redondeó la goleada en el tiempo de añadido con el tercero de la noche. Antes marcaron los dos referentes en ataque del equipo: Messi y Suárez.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad