Messi, Xavi e Iniesta marcaron una época histórica en el Barça | Archivo

Messi señala al nuevo Xavi Hernández (y está en el Barça)

stop

El astro argentino descubre un futbolista que le deja boquiabierto

25 de septiembre de 2017 (21:58 CET)

El filial del Barça no ha empezado la temporada todo lo bien que se esperaba. Con dos victorias, tres empates y una dolorosa derrota contra el Tenerife, los de Gerard López son novenos en la clasificación general.

La mayor exhibición del equipo este curso fue contra el Córdoba, donde anotaron cuatro goles y no encajaron ninguno. Gerard está moviendo mucho la delantera.

Sin embargo, ha encontrado un centro del campo fijo. Que solo varía en una posición, la de Oriol Busquets, en cuyo lugar –pivote– entra a veces Sarsanedas.

Sin embargo, los dos mediocentros del filial son del todo inamovibles. Esa posición clave de interior que nadie en la historia del Barça ha representado mejor que Iniesta y Xavi.

Todo el mundo sabe que Carles Aleñá es el futuro del Barça. Es por ello que es un fijo en los esquemas de Gerard. Lo comparan mucho con Iniesta por su calidad con el balón y es el jugador mejor valorado económicamente del B con diferencia: cinco millones de euros.

El nuevo Xavi está en el Barça B

El resto de futbolistas del Barça B están al filo del millón de euros o por debajo, según Transfermarkt. Es también el caso del último descubrimiento de Messi.

Se trata del vasco Iñigo Ruiz de Galarreta, futbolista de 24 años procedente del Athletic Club. Estaba llamado a triunfar pero las lesiones se interpusieron en su camino.

Este curso le están respetando y, junto con Aleñá, se ha convertido en el jugador intocable del Barça en la medular. Ambos se sincronizan a la perfección.

Los que han seguido más su evolución definen a Iñigo como un jugador con “jerarquía, galones, personalidad, excelencia técnica y una brillante lectura táctica de las situaciones”.

Es por esto que algunos ya lo comparan con Xavi Hernández. Salvando las distancias, si las lesiones le siguen respetando, es un jugador que podría reforzar la media del primer equipo del Barça. Su principal problema es la edad. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad