Messi señala al gran culpable del ridículo del Barça (y de la victoria del Real Madrid de Zidane en la Liga)

stop

Los cracks disparan con bala

Los pesos pesados del vestuario del FC Barcelona apuntan al responsable de l fracaso de esta temporada | EFE

22 de mayo de 2017 (11:23 CET)

Decepción total. Poco o nada tiene que ver el inicio de la temporada 2016-17 con la forma en la que ha terminado. Los blaugrana apuntaban a ganarlo todo. Desde el club aseguraron que habían construido el mejor fondo de armario de Europa. Nada lejos de la realidad.

Los fichajes de Robert Fernández realizados para esta temporada no han funcionado. Salvo Samuel Umtiti, el resto no ha logrado adaptarse al fútbol del equipo azulgrana.

Fichajes estériles

Ni André Gomes, ni Lucas Digne, ni Paco Alcácer, ni Denis Suárez han dado la talla, y tampoco lo han hecho los jugadores que han llegado en los últimos tres años.

Jeremy Mathieu ha sido un nido de dudas, Arda Turan sigue sin encontrar su sitio y qué decir de Aleix Vidal. Primero apartado por el míster y cuando logra ganarse el puesto es una grave lesión lo que le aparta del equipo.

Rafinha, pese a completar actuaciones muy óptimas, no ha demostrado tener un nivel suficiente para coger las riendas en el centro del campo, mientras Ivan Rakitic ha sido el sinónimo perfecto de la intermitencia.

Gestión cuestionable

Pero los fichajes no han sido el único problema de la etapa de Luis Enrique y sobre todo en este último año. La gestión del técnico también ha tenido mucho que ver en los fracasos del equipo en esta temporada. Los ataques de entrenador que ha sufrido el asturiano han sido la sentencia definitiva del equipo azulgrana.

Así lo señalan los pesos pesados del vestuario. Los cracks opinan que los fichajes de pandereta de la secretaría técnica y los experimentos e inventos de traca del técnico en los momentos clave de la temporada se han cargado el que venía siendo el mejor equipo del mundo en los últimos años.

En este sentido, en el núcleo duro del vestuario corre como la pólvora la opinión de que los errores cometidos en los despachos del Camp Nou han sido la causa principal de los éxitos del Real Madrid.

Concretamente apuntan que, si en ciertos momentos de esta campaña el técnico no hubiera metido excesiva mano en las alineaciones, no se hubieran perdido puntos que hubieran sido vitales para cantar el alirón.