Messi señala al culpable en el Barça

stop

El delantero argentino, muy preocupado con los tropiezos del equipo

La cena de Leo Messi y Simeone | EFE

21 de noviembre de 2016 (10:04 CET)

Máxima preocupación en el Barça. El equipo ya ha cedido 10 puntos en la Liga y, lo peor, palidece en el Camp Nou.

El campeón de Liga ya ha perdido siete puntos en su estadio y la dependencia de Messi se agrava día tras día. El astro argentino, ausente en el último partido contra el Málaga por un virus estomacal, también está decepcionado.

El Barça 2016-17 no funciona. Al menos, en la Liga. El equipo tiene más fondo de armario, pero los problemas de temporadas anteriores persisten y algunos se han multiplicado. Las rotaciones de Luis Enrique han castigado a un Barcelona muy descompensado.

Sergi Roberto y Sergio Busquets

 El Barcelona no tiene un sustituto para Sergi Roberto en la banda derecha ni un recambio de garantías para Sergio Busquets. El mediocentro, además, está en baja forma. Ya no es el futbolista que aportaba equilibrio y tranquilidad.

El grupo de Luis Enrique ha perdido finura y encalla ante rivales que se encierran en su campo. Sin Iniesta y Messi, el equipo no tiene argumentos ni ideas. Nadie asume el mando en el centro del campo y Neymar no aporta soluciones.

Messi, la gran estrella del Barça, tiene malas sensaciones. El astro argentino y muchos compañeros suyos creen que Robert Fernández y Luis Enrique no acertaron con los fichajes del pasado verano.

Umtiti, el central francés, es la única incorporación del Barça que ha asimilado muy bien los automatismos del equipo. Umtiti es contundente en defensa y aporta una buena salida del balón.

Control y criterio

La seguridad de Umtiti contrasta con las dudas de Digne. El lateral francés no es un buen recambio para Jordi Alba. Sufre mucho ante rivales de nivel.

El Barça también acusa las intermitencias de André Gomes y Denis Suárez. Del portugués se espera mucho, pero juega con el freno de mano puesto. El gallego, por su parte, es muy irregular. Luis Enrique pide tiempo. Iniesta y Rakitic son básicos en la zona de creación. Sin ellos, el equipo pierde control y criterio.

Las estrellas del Barça tampoco entienden el fichaje de Paco Alcácer. Es un delantero centro muy estático que no destaca por el juego asociativo. Messi, Neymar y Suárez se encontraban más cómodos con Munir y Sandro, que tenían más registros.

El Barça necesita una terapia de choque en la Liga. El equipo está en manos de Messi y el argentino necesita los mejores socios. No quiere que Luis Enrique haga más experimentos y apuesta por los mejores en el campo. Y espera que Busquets recupere su mejor tono.