Messi se pone chulo en el Barça

stop

El delantero argentino pone condiciones para renovar su contrato

Leo Messi en el clásico | EFE

09 de junio de 2016 (13:08 CET)

Leo Messi no tiene prisa para negociar la renovación de su contrato. El astro argentino acaba su vinculación con el FC Barcelona en 2018 y sabe que el tiempo juega a su favor y en contra del club. El delantero quiere otro aumento salarial, pero el tema económico no es el único que condicionará su continuidad en el Barça.

Es la estrella del Barça y pedirá un trato preferencial hasta el final. Messi aspira a ganar unos 50 millones brutos por temporada, pero hay varios temas que le inquietan. Uno es la renovación de Neymar. El 10 azulgrana quiere ver hasta dónde llega el club para retener al astro brasileño.

Messi también está preocupado con los últimos movimientos de la plantilla. Con la salida de Dani Alves y las dudas de Mascherano. Teme que el Barça se debilite en los próximos años y no entiende que el club tenga problemas para fichar a una estrella. Hasta ahora, los nombres que han salido en los medios de comunicación no ilusionan a Leo. Los Umtiti, Jonny, Lemos, Sanabria y compañía son jugadores de perfil medio o muy jóvenes. No garantizan un rendimiento inmediato óptimo en el Barcelona.

Problemas judiciales

Messi, que también espera que se resuelvan sus problemas judiciales, quiere ver cómo empieza el Barça la próxima temporada. Sabe que el equipo necesita ya una renovación porque muchos jugadores ya tienen 30 años o casi. El equipo que ganó la Liga de esta temporada es el mismo que conquistó la Champions hace un año.

Leo, obviamente, espera que el Barça mantenga su promesa de que será el futbolista mejor pagado del mundo. A medida que se acerque 2018, el club tendrá más urgencias y nervios. Messi lo sabe y quiere sacar provecho.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad