Leo Messi | EFE

Messi se lo carga en el Barça. Bartomeu lo pone en el mercado. Y Quique Setién ya sabe que no seguirá

stop

El crack pone pie y medio en la rampa de salida del club catalán

08 de junio de 2020 (10:46 CET)

Ousmane Dembélé está sentenciado en el FC Barcelona. Las lesiones y su comportamiento fuera de los terrenos de juego han agotado la paciencia de los responsables. Y el club catalán lo pondrá a la venta este verano.

El delantero francés está a punto de tirar su tercera temporada a la basura. Un año más en el que no ha sido capaz de mostrar ni una pizca de su presunto potencial. Y suerte del coronavirus, gracias al cual podría llegar a tiempo para disputar la Champions League. Si no, ya habría cumplido su tercer curso en el Camp Nou siguiendo sin ofrecer absolutamente nada al equipo al margen de dolores de cabeza.

Sentenciado

Tanto es así que en la planta noble ya han decidido sobre el futuro del galo. En los próximos días le comunicarán a su agente, Moussa Sissoko, que lo pondrán a la venta en cuanto termine la presente temporada.

De momento no hay ofertas sobre la mesa. Juventus de Turín, Liverpool y Paris Saint-Germain han preguntado por sus servicios. Y Josep Maria Bartomeu ha intentado meterlo en alguna operación. Pero los pretendientes no quieren dar un paso en falso con un jugador tan propenso a las lesiones como Dembélé.

Messi y Dembélé | EFE

En el club ahora esperan que pueda recuperarse de cara a la disputa de la Liga de Campeones para que pueda tener minutos y llamar la atención de algún grande de Europa que facilite su salida.

Pero no será fácil. A esas alturas de la temporada Quique Setién no estará para experimentos. Y el jugador ha dejado claro que sus intenciones pasan por triunfar en el Barça.

Salida necesaria

Pero el técnico ya ha recibido órdenes de que debe ponerlo en el escaparate. Y el jugador sabe que si se queda, lo hará sin el crédito con el que llegó a can Barça. Es decir, el banquillo será si lugar inicial.

No obstante, no es solo el aspecto deportivo lo que empuja a Dembélé a la salida. Su salida se hace necesaria para poder ofrecer a Leo Messi una renovación a la altura. El delantero galo es uno de los jugadores que más cobra y su salida aligeraría en buena medida la masa salarial de la plantilla, algo necesario para aumentar el sueldo al de Rosario y no infringir el fair play financiero.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad