“No soporta a Messi”. Negocia con Florentino Pérez (y quiere jugar en el Real Madrid) | EFE

Messi revienta el fichaje de Arturo Vidal por el Barça (y se lía la de Dios)

stop

La última operación en clave azulgrana es una bomba de humo

02 de agosto de 2018 (19:45 CET)

Bomba de humo. Solo así puede definirse la nueva operación que los principales diarios deportivos de Barcelona anuncian este jueves a bombo y platillo.

La noticia es que el FC Barcelona habría alcanzado un acuerdo para fichar a Arturo Vidal, futbolista del Bayern de Múnich problemático y venido a menos.

A sus 31 años, Vidal solo podría llegar a Barcelona para hacer de Paulinho, asumiendo un rol suplente desde el primer día. Algo similar a lo que le espera en el Bayern.

Si bien es cierto que marcó una época con la selección de Chile, al levantar la Copa América en dos ocasiones, y dejó buen recuerdo en la Juventus, ya no es el que era.

Lo más probable si lo ficha el Barça es que acabe siendo una mala copia de lo que fue Arda Turan: fiestas, noche, Casino, dinero, buena vida, kilos de más y mucho banquillo.

No es un perfil de jugador que encaje en la plantilla del Barça y para Messi es una muy mala noticia que se baraje este nombre. A menos que sea una estrategia.

Y, obviamente, lo es. El Barça no fichará a Arturo Vidal a menos que se lo envuelvan en papel de regalo. Literalmente.

Pogba quiere ir al Barça

Se habla de que el club catalán estaría dispuesto a pagar 30 millones de euros por él y, en ese caso, compensaría la negativa de Overmars a vender a De Jong o el posible fichaje de Dani Parejo.

Pero Vidal no es lo que necesita el Barça y, aún en el hipotético caso de que llegase al Camp Nou, el Barça necesitaría otro perfil para el centro del campo.

No se puede comparar a Vidal con Pogba o Rabiot, los jugadores que están en el top de la lista de Eric Abidal. Si bien es cierto que ambos están complicados, el chileno no lo compensaría.

Pogba es muy caro y el Barça solo lo fichará por 100 o un máximo de 120 millones de euros. Nunca pagará más dinero por otro jugador cuyo carácter también genera muchas dudas.

Rabiot está enquistado

El preferido de Abidal es Rabiot porque cuesta la mitad de dinero –unos 50 millones– y tiene tan solo 23 años. Recordamos que Pogba tiene 25 y Arturo Vidal suma 31 años.

El problema con Rabiot es que el PSG no lo suelta y le ha puesto sobre la mesa una suculenta oferta de renovación. Su fichaje solo sería posible si los parisinos logran sacar del Chelsea a Kanté.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad