Messi quiere echarlo del Barça (y Luis Suárez no lo soporta)

stop

El argentino, harto de un peso pesado de Valverde

10 de febrero de 2018 (12:09 CET)

Lo quiere fuera. La paciencia de Leo Messi con uno de los pesos pesados de Ernesto Valverde se ha agotado. Y no solo la del argentino. Son muchos los jugadores de la plantilla del FC Barcelona que están mostrándose más que críticos con el rendimiento de André Gomes.

Entre ellos Luis Suárez. El uruguayo y el argentino no entienden como el luso continúa teniendo minutos mientras otros, con más potencial y ganas, se quedan en el banquillo.

Es un clamor

Y es que la realidad no puede ser más clara. En el último partido de los azulgrana contra el valencia en las semifinales de la Copa del Rey, El técnico vasco decidió dar entrada André en el once y sentar a Coutinho. Mala jugada.

Gomes, como le suele ocurrir en la mayoría de partidos en los que participa, no aportó nada, todo lo contrario. Perdió balones muy delicados y, lo que es peor, no ayuda en nada en el desarrollo del juego culé.

Messi y Suárez están más que hartos de ver como Gomes tiene una oportunidad tras otras y no la aprovecha. No se entiende con sus compañeros, no toma buenas decisiones, no marca, no asiste, no roba…un desastre.

El motivo de sus minutos

El caso es que Valverde tiene la misma opinión que sus dos crack respecto al centrocampista. Han pasado unos mese desde que está a sus órdenes y el Txingurri ya ha visto que no cuaja.

El caso es que la secretaría técnica y la directiva han tomado la decisión de ponerlo en el mercado. De ahí que el entrenador le está dando minutos en partidos importantes. Está en el escaparate.

Ofertas de risa

El problema para el Barça, y para Messi, Suárez y compañía, es que muy pocos están pujando por él. De momento, las ofertas que han llegado a las oficinas del Camp Nou son de risa.

El club necesita ingresar dinero para, entre otras cosas, recupera las inversiones de Dembélé y Coutinho y poder afrontar las operaciones del próximo verano. Pero viendo como esta jugando el portugués cada vez crece más la idea de que tendrán que regalarlo.

Algo que hará muy feliz a Messi, Suárez y muchos de los aficionados culés.