Messi presiona para meter a un crack amigo en el Barça (y Florentino Pérez bloquea la operación)

stop

El presidente blanco boicotea el fichaje de un galáctico para Valverde

Leo Messi mueve los hilos en uno de los fichajes del FC Barcelona | EFE

05 de junio de 2017 (10:59 CET)

A destajo. En los despachos del Camp Nou los responsables no paran de trabajar en la confección de la plantilla del curso que viene. En el Barça no quieren repetir los errores cometidos este año y tendrán que ponerse las pilas para construirle a Ernesto Valverde un equipo de garantías.

En la secretaría técnica barajan varios nombres para diferentes posiciones, pero uno de ellos llama y mucho la atención: Ángel di María.

Se confirma el interés del Barça

Hace unos meses el medio francés Le 10 Sport publicaba que el club azulgrana estaba interesado a contratar al argentino para la próxima temporada. Ocurrió justo después de la exhibición del delantero en la ida de los octavos de final de la Champions League entre el Paris Saint Germain y el equipo de Luis Enrique.

Con el paso de las semanas el rumor había perdido fuerza, pero en las últimas horas el nombre del ex madridista ha vuelto a la palestra.

En esta ocasión ha sido el diario Le Parisien, que asegura el interés por el jugador por parte de los culés es mucho más grande que en el mes de febrero y que las intenciones de los mandatarios pasan por ficharle para cubrir la casi segura baja de Arda Turan.

Incluso apuntan que en el club catalán tiene un argumento de peso para convencer al futbolista: su amigo y compañero de selección Leo Messi. Sin embargo, la llegada del argentino al Camp Nou se presenta más complicada de lo que parece.

Fichaje imposible

Tal y como publicó 'Football Leaks', el Real Madrid introdujo una cláusula anti-Barça cuando lo vendió al Manchester United que pone muy difícil que el jugador recale algún día en el conjunto azulgrana.

Florentino Pérez estableció un artículo en el contrato de venta que si los red devils traspasaban al extremo a un club de la Liga española antes del cierre del mercado del 2015 (el año siguiente a su venta) debería abonar 50 millones de euros al Real.

La cifra disminuía a 40 'kilos' si se producía antes del verano del 2016, y a 30 si era antes del 2017. A partir de ahí el jugador y el club británico quedaban liberados de cualquier responsabilidad. Con una excepción.

Si el traspaso se realizaba rumbo al Barça se mantenían los 30 millones de euros. De por vida.  

Teniendo en cuenta que el valor de mercado del argentino está situado en 65 millones, según Transfermarkt, el posible fichaje de Di María le costaría al club culé 95 millones de euros. La operación se vuelve imposible.