Leo Messi | EFE

Messi pone nombre a cuatro fichajes del Barça: un central, dos medios y un galáctico

stop

El argentino pasa la lista con los refuerzos indispensables para el club azulgrana

26 de junio de 2018 (18:25 CET)

​Leo Messi se la juega esta noche ante Nigeria. Tras la estrepitosa debacle de Argentina ante Croacia, los de Sampaoli deben ganar sí o sí a los africanos y esperar que Islandia caiga ante la selección de Luka Modric e Ivan Rakitic.

En el caso de que los islandeses consigan la victoria, la albiceleste debería tener una mayor diferencia de goles para pasar a octavos de final en el Mundial de Rusia. Una situación muy incómoda para Messi, que sabe que tiene todo el peso de su país y su selección en sus hombros.

La noche más loca de Messi: el escándalo que estalla en Argentina (y en el Barça) | EFE

Un Leo que ya ha recibido numerosas críticas por los dos partidos anteriores y que, si Argentina cae eliminada, el ridículo será histórico. Quizás por ello el delantero haya querido ausentarse un poco de la presión y pensar en lo que debe ser el Barça del 2018-2019, y le ha pasado una lista al club catalán con los cuatro nombres que, en su opinión, debe fichar Josep Mª Bartomeu.

Un central de garantías

Y el primero de ellos es el de un central. Si bien el Barcelona se aseguró hace unos días la continuidad de Samuel Umtiti y, anteriormente, la de Gerard Piqué, Messi considera indispensable fichar a un tercer central de garantías.

El experimento de Yerri Mina no ha funcionado. De hecho, si fuera por Leo, el colombiano se marcharía. Por lo que a Thomas Vermaelen respecta, su fragilidad física y sus constantes lesiones le impiden ser considerado una pieza clave.

Mina se va: el Barça lo empaqueta y elige al sustituto (Y no es Lenglet) | EFE

De ahí que Messi haya puesto dos nombres encima de la mesa: David Alaba y Clément Lenglet. El astro argentino apostaría con los ojos cerrados por el del Bayern de Múnich, aunque tampoco vería al del Sevilla como una mala opción para el tercer central.

Dos cracks en el centro del campo

En cuanto al centro del campo, el tema se complica. De hecho, es la línea que más inquieta al astro. La salida de Iniesta debe ser cubierta con un jugador top para así poder volver a la rienda del buen juego y el toque que tantos éxitos le han dado al equipo.

Uno de ellos debe ser Miralem Pjanic. El bosnio de la Juventus de Turín gusta y mucho a Messi que, además, está pidiendo una segunda incorporación. Ya sea Eriksen o De Jong, el de Rosario aún no tiene claro que la llegada de Arthur (que desde el club avisan que lo hará este verano) sea la solución a los problemas en el centro del campo culé.

Y es que Sergio Busquets e Ivan Rakitic han estado demasiado ‘solos’ este año. Paulinho no es que se precisamente un creador y Denis Suárez no acaba de arrancar. Messi quiere un centro del campo en el que los suplentes estén a la altura y que brinde a Ernesto Valverde la posibilidad de jugar con varios sistemas.

Un galáctico para el ataque

Pero la bomba ha saltado en la delantera. Viendo el fracaso que ha supuesto el fichaje de Ousmane Dembélé, al que Messi o vendería, cedería o, en el caso de que se quedara, le daría el rol de revulsivo, Leo apuesta ni más ni menos que por Mohamed Salah para reforzar el ataque culé.

El delantero egipcio demostró la temporada pasada que puede ser la referencia en un grande y que, con un juego abierto y de ataque como el del Liverpool de Jürgen Klopp, se siente más que a gusto.

Además, Salah no supondría ningún problema ni peligro para su gran amigo Luis Suárez. El ‘10’ azulgrana quiere que el uruguayo continúe siendo el delantero centro fijo en el once de Ernesto, y que sean él, Salah y Coutinho los que elaboren el juego por bandas y de combinación.

Una plantilla con más madera

Estos cuatro nombres son un reflejo de la voluntad de Leo de tener una plantilla mucho mejor que la de la pasada temporada. Y es que fueron muchas las ocasiones en las que Valverde tuvo que tirar de suplentes, y no siempre salió bien. Eso hizo que los titulares llegaran al tramo decisivo muy desgastados. El partido ante la Roma aún no se ha olvidado en el Camp Nou.

Una dolorosa derrota que Messi tiene muy clavada y que debe ser un ejemplo de cómo no planificar una temporada. Deben llegar cuatro fichajes, cuatro cracks que eleven el nivel del conjunto culé y que sitúan al Barça de nuevo entre los más grandes.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad